Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Berlín de lujo: qué hacer y visitar fuera del mapa turístico

Miércoles 09 de agosto de 2017 • 16:03
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Ubicada en el corazón de Europa y reconocida por su diversidad cultural, Berlín no tiene nada que envidiar a ciudades como Londres, Paris o Nueva York en lo que respecta a sus ofertas gastronómicas, hoteleras y de atracciones turísticas. Se ha convertido, en los últimos años, en uno los destinos más elegidos por jóvenes de todas partes del mundo, que buscan sorprenderse en la metrópolis de los contrastes.

Si las visitas al East Side Gallery, a la Puerta de Brandemburgo, el Checkpoint Charlie, Alexanderplatz, el Reichstag, así como también la caminata por la Isla de los Museos con la majestuosa Catedral en frente, o el paseo por Potsdamer Platz (que representa el Berlín Moderno y la unificación Alemana), y otros lugares de interés cultural ya están marcadas con tilde en la lista, entonces es momento de vivir una experiencia diferente en esta gran ciudad:

Estadía deluxe en el corazón de la city

El Hotel Regent Berlín es una de las mejores opciones en lo que respecta a ubicación y confort, vista privilegiada a la Catedral francesa y Gendarmenmarkt, y una atención tan personalizada que logra que cualquier huésped se sienta como en casa, inclusive si se trata de un hotel de cinco estrellas. Ubicado en "Mitte", uno de los barrios más dinámicos y movedizos, que alberga desde las más lujosas tiendas hasta una enorme variedad de bares y restaurantes, Regent brinda una agenda de actividades y recomendaciones con los mejores lugares para visitar en Berlín.

Desayuno y Cena de reyes: en uno de los restaurantes del hotel llamado "Fischers Fritz", se puede arrancar el día con un enorme buffet y desayunar como un "Rey" con sus diferentes opciones que van desde frutas, todo tipo de cereales y patisserie, o bien con menú a la carta. De la misma manera, en este restaurante que recibió dos estrellas Michelin, por la noche se puede saborear un exquisito menú basado principalmente en mariscos y pescados en un ambiente elegante y exclusivo.

Precios: Comer en el Regent, en el restaurante Fischersfritz oscila desde los 120 euros a 150.

Shopping conceptual

"Kadewe" es uno de los centros comerciales más destacados de Berlín, no solo porque reúne a todas las etiquetas de lujo, sino porque se encuentra próximo a la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm, y esto hace aun mas atractivo el paseo por la zona. Pero por otro lado, tanto en Berlín como en otras ciudades del mundo, la noción del "concept store" cada vez está más vigente y abrió un nuevo juego: combinar espacio de vanguardia, selección exclusiva de diseñadores emergentes y de marcas reconocidas, y hacer que converjan moda y diseño y arquitectura en un mismo ambiente. Para esto, el mejor lugar es la tienda Andreas Murkudis, abrió sus puertas en el 2003 y desde entonces es el lugar elegido por los berlineses para ir de compras. Con una curaduría exigente de productos, este local ubicado en Potsdamer Strasse, es visitado por un público afín al arte, la moda y el diseño pero que busca un equilibrio entre lo meramente comercial y lo artístico vanguardista.

Gastronomía "Biofriendly"

No es de extrañarse que el interés culinario se haya propagado como nunca en los últimos años por las redes sociales (el #foodporn), por los tv shows dedicados a los chefs, pero principalmente por una conciencia alimenticia cada vez más en alza. Los llamados "foodies", o "sabelotodo" de la cocina, lograron a través de su fanatismo despertar un gran interés por lo que se consume en los restaurantes y negocios de comida.

Berlín la gastronomía se inclina cada vez más hacia una toma conciencia y predilección por los alimentos orgánicos y la comida saludable.

Cookies Cream es el restaurante recomendado para quienes quieren vivir la experiencia completa: sorprenderse en un "speakeasy" (se encuentra escondido detrás de un hotel) y a la vez encontrar sabores y combinaciones diferentes y originales de comida vegetariana de la mano de uno de los Chef más reconocidos en este momento en Berlín: Stefan Hentschel. Lo particular de este lugar es que si se continua por un pasillo que atraviesa la enorme cocina, se puede llegar a otro restaurante que pertenece al mismo dueño llamado Crackers, con un tipo de comida y ambiente diferente, pero que mantiene el concepto de lo saludable.

Precios: un menú completo con postre y bebida ronda los 40 euros.

Sumergirse en la noche berlinesa

Puede significar una difícil tarea encontrar el mejor bar o night-club en Berlín, porque las opciones son infinitas y no todas figuran en las guías tradicionales de turismo. Prince Charles, ubicado en el centro de Moritzplatz en Kreuzberg, es uno de los clubs más "trendy" del momento. Se trata de un espacio reformado que solía ser una pileta publica y que hoy se convirtió en "hot spot" no solo para probar sus creativos cócteles como "Príncipe Charles y Lady Diana", sino también porque es el lugar preferido por la industria fashionista.

A diferencia de otros lugares también de renombre, la música es ecléctica y se puede escuchar desde electro, techno, house hasta hip hop. Se accede por un patio al aire libre donde en verano se realiza la popular noche Burgers & Hip Hop, pero también alberga las fiestas más exclusivas.

Precios: el valor mínimo de un trago es de 10 euros

La capital del Street art y de la movida alternativa es sin dudas un lugar para visitar más de una vez y así descubrir un sinfín de opciones inéditas para todo tipo de gustos y estilos de vida.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas