Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Historias de heroínas para niñas rebeldes: las modelos de este libro no son princesas

Un volumen ilustrado, que acaba de llegar a las librerías argentinas, reúne cien biografías de mujeres de todas las épocas

Jueves 10 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

De Alicia Alonso a Yoko Ono. De Coco Chanel a Virginia Woolf. De Eva Perón a Hillary Clinton. De las hermanas Brontë a Serena y Venus Williams. De Frida Kahlo a Marie Curie. Éstas son algunas de las cien mujeres de todas las épocas, países y profesiones seleccionadas para el libro Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes, novedad de agosto de editorial Planeta. Escrito por las italianas Elena Favilli y Francesca Cavallo, está ilustrado por sesenta artistas de todo el mundo que retrataron con diversas técnicas y estilos la selección femenina pionera en ciencia, arte, literatura, música, danza, deportes, política y espionaje.

Coco Chanel, emblema de la moda
Coco Chanel, emblema de la moda.

Las minibiografías de este centenar de mujeres extraordinarias que rompieron las normas se suman a otras propuestas editoriales que apuntan al mismo objetivo: contar vidas reales de precursoras en diversas disciplinas; vidas muchas veces trágicas y difíciles, como las de Frida Kahlo y Violeta Parra, narradas en la colección Antiprincesas de Editorial Chirimbote. También, las de las mujeres zapatistas de Chiapas y las de las impulsoras del movimiento Ni Una Menos en la Argentina, publicadas por Sudestada.

Además de la originalidad y la calidad del trabajo de Favilli y Cavallo, hay una interesante historia previa al libro: para reunir los fondos para publicarlo, las autoras lanzaron una campaña en una plataforma de financiamiento colectivo que resultó el más exitoso de la historia del crowdfunding. Consiguieron aportes por más de un millón de dólares. La edición en inglés, que salió en 2016, lleva vendidos cerca de 400.000 ejemplares. Fue una de las atracciones de la Feria del Libro de Bologna de este año, donde se negociaron los derechos para traducirlo a 26 idiomas. Ya se anunció la salida de un segundo volumen, con otras cien mujeres, para noviembre próximo.

La historia de cada protagonista está narrada con lenguaje sencillo, como un cuento infantil. Muchos capítulos comienzan con la fórmula: "Había una vez una niña llamada..." Dedicado "a todas las niñas rebeldes del mundo", a quienes las autoras invitan a soñar en grande y luchar con fuerza ("y, ante la duda, recuerden esto: tienen razón"), el libro incluye historias sin finales felices, como la de la aviadora Amelia Earhart, primera mujer que sobrevoló el océano Atlántico. Vivió, intensamente, apenas 40 años. Su avión desapareció cuando volaba sobre el Pacífico en 1937.

Entre las dirigentes políticas seleccionadas, además de las que resultan previsibles, como Hillary Clinton y Michelle Obama, las autoras rinden homenaje a Eva Perón, impulsora del voto femenino en nuestro país.

"Quisimos presentar mujeres de la mayor cantidad posible de países, dado que las publicaciones dirigidas a los chicos no suelen abarcar diversidad en términos de género, raza, orientación sexual y creencias religiosas. También quisimos incluir mujeres de muchas carreras: queríamos tener trombonistas, biólogas marinas, juezas, presidentas, espías, cocineras, surfers, poetas, cantantes de rock. Por último, seleccionamos mujeres que tuvieran historias personales lo suficientemente especiales como para captar el interés de los chicos. Es el caso de la famosa chef Julia Child, que comenzó su carrera como espía cocinando pasteles que olían a pescado muerto para repeler los tiburones durante la Segunda Guerra Mundial", contaron las autoras a LA NACION.

Michelle Obama, figura de la política actual
Michelle Obama, figura de la política actual.

Carmina Rufrancos, gerente editorial de Planeta México, fue quien compró los derechos para la edición latinoamericana. "El libro habla de tolerancia, respeto y pasión; de la importancia de vencer el miedo y aventurarse a perseguir los sueños. Muestra que en todo el mundo y en todas las épocas hubo y habrá niñas rebeldes que sueñan en grande y consiguen lo que quieren a base de esfuerzo y coraje; que vale la pena defender las cosas en las que uno cree y hacer lo que nos apasiona. Y eso es universal, inherente al ser humano, no a una nacionalidad", opina. Consultada sobre las razones de la gran repercusión que tuvo el libro en Europa y América latina, la editora mexicana responde: "Se debe a la universalidad de su mensaje y a los valores que promueve, que van más allá de género, creencia religiosa o edad. También a que la narración consigue acercar las protagonistas de tal manera que las lectoras sienten que su historia y sueños son posibles. Es imposible no engancharse con el libro y sus protagonistas".

Las niñas rebeldes y las antiprincesas no están solas: en Amazon se ofrecen títulos como Las chicas son guerreras. 26 rebeldes que transformaron el mundo (Penguin Random House), de Irene Cívico y Sergio Parra, y Women of Science: 50 fearless pioneers who changed the world, de Rachel Ignotofsky, que todavía no salió en español. En las librerías argentinas se consigue Si yo fuera princesa (AZ), de Mónica López y Valeria Dávila, que después de enumerar muchísimas situaciones fantásticas sobre todo lo que la protagonista podría hacer (y tener) si fuera una princesa, concluye: "Yo no como perdices, prefiero milanesas. Y no estoy tan segura de querer ser princesa".

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes

Autoras: Elena Favilli y Francesca Cavallo

Editorial: Planeta

Páginas: 212

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas