Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El miedo volvió a las calles de París: seis militares atropellados por un atacante

Los soldados y el agresor, un argelino de 37 años, resultaron heridos; la patrulla formaba parte del operativo antiterrorista francés, Sentinelle

Jueves 10 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
El BMW del atacante, con su parabrisas roto, luego de que la policía arrestó al agresor
El BMW del atacante, con su parabrisas roto, luego de que la policía arrestó al agresor. Foto: AFP

PARÍS.- En una cacería humana digna de una película de acción, la policía francesa detuvo ayer al hombre que pocas horas antes lanzó su vehículo contra un grupo de soldados que patrullaba en un animado suburbio de París, hiriendo a seis de ellos.

"El sospechoso que conducía el vehículo incriminado fue detenido en la autopista que une París con Boulogne-sur-Mer", declaró el primer ministro, Edouard Philippe, en la Asamblea Nacional.

Hamou B. fue detenido a unos 260 kilómetros al norte de Levallois-Perret, pujante comuna de los suburbios de París donde sucedió el ataque. El individuo, argelino de 37 años, que aparentemente no estaba armado, embistió a varios vehículos policiales hasta que recibió cinco impactos de bala durante la vasta operación policial.

Hamou B. fue conducido a un hospital en grave estado, por lo que no fue interrogado. Poco después, las fuerzas de seguridad allanaron su domicilio y el de sus familiares en Yvelines, otro suburbio de la capital.

El atentado se produjo alrededor de las 8, cerca del edificio de la municipalidad de Levallois-Perret (al nordeste de París), cuando los militares se aprestaban a comenzar su ronda en el marco de la Operación Sentinelle, dispositivo que forma parte del estado de emergencia impuesto en el país después de los ataques terroristas de noviembre de 2015.

Los seis soldados, cuyas vidas no corren peligro, fueron trasladados a dos hospitales militares.

Patrick Balcany, alcalde de Levallois-Perret, describió la agresión como "deliberada".

"El vehículo, detenido en una playa de estacionamiento cercana, parecía estar esperando que los militares comenzaran a patrullar", explicó. "No hay duda de que fue un acto deliberado. El BMW aceleró rápidamente en cuanto los soldados aparecieron. Sucedió en plena ciudad y a una gran velocidad", insistió.

El alcalde de Levallois, comuna sede de la Dirección General de la Seguridad Interior (DGSI), que lucha sobre todo contra el terrorismo, precisó que la policía analizó las cámaras de videoseguridad instaladas en la ciudad, identificando de inmediato el vehículo y la dirección que tomó el atacante al huir.

Como se trataba de un vehículo alquilado, su trayectoria fue seguida luego utilizando las coordenadas que transmitió en forma automática el GPS del automóvil.

Te puede interesar