Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El dólar empezó a moverse cuando Cristina dio señales de que volvía a la política

[Video] El factor económico será una variable trascendente en las elecciones primarias del próximo domingo

Joaquín Morales Solá

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 09 de agosto de 2017 • 22:47

Esta elección tiene importancia porque será una especie de encuesta nacional de qué está pensando la sociedad argentina. Se definirá si el presidente Mauricio Macri tendrá dos años de gobernabilidad razonable y si puede ganar una elección en momentos normales.

cerrar

Lo otro que está en juego es si Cristina Kirchner tiene vida política después de su presidencia y de los procesos judiciales que tiene en marcha.

Un subtema es qué va a hacer el peronismo después de la figura de Cristina: ir detrás de un jefe o seguir con el proceso de buscar un liderazgo alternativo para ganar en 2019.

Es tan dramático el momento, dentro de la normalidad, que vemos cómo la economía ha reaccionado. El domingo se mostrará un resultado de cómo la sociedad percibe la economía.

El dólar empezó a moverse a mediados de julio, cuando Cristina dio señales de que volvía a la política.

Todas las elecciones se votan por el hoy, por el presente. La sociedad termina votando por lo que le pasó en la misma semana, sobre todo en estas elecciones que deciden simplemente cargos. Nunca se termina votando por razones profundas o a muy largo plazo. Se darán mensajes al Gobierno, pero no es un voto tan sofisticado.

La ex mandataria no va a ser la líder de todo el bloque de senadores peronistas. Hay que ver si llega al Senado ganando o perdiendo la Provincia.

El Gobierno va a ganar en todo el país porque es la única marca que está inscripta en todos los distritos.

Hay dos políticos que corren el riesgo de tener obstáculos en sus carreras políticas: Sergio Massa , si vuelve a salir tercero, y Martín Lousteau .

En Córdoba, según encuestas, Juan Schiaretti pierde y Cambiemos se ratificaría en el distrito. De esta forma, Cristina se beneficia sin un referente peronista con envergadura como Schiaretti, capaz de orquestar un liderazgo alternativo a la ex presidenta.

En esta nota:
Te puede interesar