Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El boletín de Horacio Rodríguez Larreta: muchos objetivos cumplidos, pero alejados de los reclamos de los porteños

LA NACION evaluó los compromisos que fijó la Ciudad desde el día 0 del mandato; entre 2016 y 2017, apenas un puñado alcanza el 100% de satisfecho y son pocos los que coinciden con los problemas que marcan los propios vecinos; qué dice la administración

Jueves 10 de agosto de 2017 • 06:14
SEGUIR
LA NACION
0

Existen distintas maneras de medir o evaluar la gestión de un funcionario. Horacio Rodríguez Larreta eligió el propio, basado en un listado de compromisos asumidos desde el inicio de su mandato y un sistema de rendición de cuentas detrás que describe en qué medida se cumplió cada uno, año por año.

Inspirado en el modelo de "State of the Union", aquel con el ex presidente estadounidense Barack Obama orientó parte de sus decisiones, la Ciudad implementó 50 compromisos o políticas públicas para el total de la gestión, que alcanzan a un número predefinido de vecinos con necesidades concretas y que descansan en cuatro categorías (Ciudad a escala humana, Disfrute y Convivencia, Creatividad e Integración Social), según detallaron fuentes del gobierno a LA NACION.

Este medio y el equipo de LN Data accedieron al conjunto de acciones relacionadas con situaciones "intuitivas y vivenciales" con las que el porteño se codea a diario, y relevaron en detalle los objetivod delineados para 2016 y 2017. El estudio arrojó conclusiones de lo más variadas: cumplimientos efectivos esperados, algunas sorpresas, demoras, y también ausencias de soluciones frente a problemas persistentes que arrastra Buenos Aires.

Calificaciones

De acuerdo con los porcentajes otorgados por la misma administración, en este "boletín de gestión de Rodríguez Larreta", reducir a 0 el stock de baches existentes y repararlos en 15 días o sumar mil policías para que presten servicio en la calle obtuvieron un sobresaliente durante el año pasado. Una calificación similar se llevó el hecho de reducir el tiempo promedio entre las formaciones del subte en hora pico a tres minutos, que no alcanzó un "10, felicitado" por las obras que sufrió la línea E, aunque estuvo cerca de conseguirlo, de acuerdo con lo que argumentaron las fuentes consultadas.

"Apenas un puñado de los objetivos asociados con este período fue cubierto en los ocho meses transcurridos"

Respecto de 2017 y a sólo cuatro meses de finalizar el año, el panorama se presenta bastante dispar en comparación: apenas un puñado de los objetivos asociados con este período fue cubierto en los ocho meses transcurridos. En esa línea se mostraron ítems como disponer de mil restaurantes amigos de las mascotas o duplicar los puntos de wi-fi distribuidos por la Capital Federal.

No obstante, la mayoría de los catorce compromisos siguientes en el listado y definidos para el último tramo, no reflejan avances significativos y son contados los casos que están por encima de la mitad de la tasa de cumplimiento, es decir, del 50%.

Aquellos vinculados con la instalación de centros de salud cercanos y de más estaciones de ecobici; obras y proyectos con participación ciudadana; y consultas pediátricas y médicos de cabecera en zonas puntuales, constituyen más la excepción que la regla al rozar el 80%.

La tendencia en baja a la hora de hablar de incumplimientos -todo según cifras oficiales- se refuerza todavía más cuando se recorren los últimos puestos del ránking, donde la tecnología cobra un lugar preponderante pese a que en las necesidades advertidas por los porteños (en consultas populares o plataformas de quejas y denuncias -entre las que se destaca el Sistema de Atencion Ciudadana, que fue analizado en varias ocasiones-), nada de esto encuentre un correlato claro ni directo con las soluciones planteadas.

Dispersión e incongruencias

El relevamiento encarado por LA NACION (apoyado por el equipo de LN DATA ) sumado al cruce de variables y otras bases de datos de consulta recurrente, confirmó en otro orden de cosas un supuesto: compromisos y reclamos no siempre van de la mano, ni tampoco son causa-consecuencia.

Durante el año pasado, las quejas de los porteños respecto de la vida en la ciudad se concentraron principalmente en cuatro rubros: transporte, alumbrado, estacionamiento y veredas, según arrojaron los registros del Suaci, a los que accedió este medio. Sin embargo, el grueso de estos ejes no se vio contemplado en los compromisos definidos para los primeros tiempos de gestión de Rodríguez Larreta.

Las quejas de los porteños en 2016

El estudio muestra que en 2016 la preocupación de la administración pasó por aumentar la presencia policial, reparar los baches (cuando los vecinos alertaron sobre el mal estado de las veredas) y la aceleración de la frecuencia del subte (un medio de transporte sobre cuya red pesaron cuestionamientos vinculados con el servicio en sí, la infraestructura y el equipamiento). Esto implica que si bien se atendieron ciertas problemáticas marcadas por los porteños (como el transporte), se relegaron otras que los propios vecinos habían tildado de prioritarias.

A lo largo de este año, esta práctica se discontinuó y se advirtió, en paralelo, una incongruencia en aumento, entre las altas demandas de los residentes y los compromisos liderados por los funcionarios.

cerrar

Qué dice la Ciudad

Consultado por LA NACION, Fernando Straface, secretario general y de relaciones internacionales del gobierno porteño, explicó en ese contexto que "no todos los compromisos tienen una trayectoria lineal" y que, por ese motivo, algunos muestran un "progreso parcial" o gradual, cuyo índice puede parecer bajo en un primer momento, aunque se encuentre en plena evolución o actividad.

Recordó también que para elaborar estas políticas públicas interviene una suma de varios factores, entre ellos, las ideas fuerza de la campaña, el análisis del big data de los problemas diarios, las encuestas de opinión sobre las preocupaciones centrales que tiene el vecino, reuniones con residentes todas las semanas y tareas colectivas que buscan comprometer a ambas partes (ciudadano y gobierno).

"Nos reunimos seguido con los vecinos y así lo transmitimos en nuestras vías de comunicación. Siempre vamos rindiendo cuentas e incorporando nuevos compromisos", señaló, confiado de que la Ciudad cosechará nuevos "sobresalientes" en las próximas evaluaciones de gestión.

cerrar

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas