Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una empresa conecta a jóvenes desempleados con firmas del sector tecnológico

Arbusta emplea personas con nula o escasa experiencia laboral y los capacita en tareas de outsourcing

cerrar
Martes 05 de septiembre de 2017 • 06:00
0

El sector tecnológico tiene 300.000 vacantes no cubiertas en Latinoamérica, de las cuáles 40.000 están concentradas en la Argentina. Con el objetivo de encontrar una solución parcial para cubrir esta demanda, Federico Seineldin junto a Paula Cardenau y Emiliano Fazio fundaron Arbusta, una empresa que ofrece servicio de calidad en testing de software y manejos de contenidos y de datos.

Pero, a diferencia de lo que podría pensarse, no emplea a personal especializado. En su lugar, contrata a jóvenes con escasa o nula experiencia laboral, alfabetizados digitalmente en el uso de redes sociales y celulares. "En los barrios populares del país hay un montón de jóvenes con altísimo potencial", dice Seineldín. "Arbusta trabaja como un puente entre ese millón y medio de jóvenes que no estudian ni trabajan y las empresas".

"No hace falta que hayan terminado el secundario, sí que sepan leer y escribir. A partir de ahí entran en un proceso de selección en donde se capacitan durante dos meses y luego ingresan en relación de dependencia a trabajar part time con Arbusta ejecutando proyectos de clientes", agrega.

La empresa cuenta con 25 clientes y tres centros de operaciones en Buenos Aires, Rosario y Medellín. Hacia finales de año espera contar con 135 empleados. Para Seineldín, el mayor desafío es convencer a sus clientes de que brindan un servicio de calidad con jóvenes que transitan su primera experiencia laboral. "Es probarnos un poquito. Con los resultados fácilmente escalamos en cantidad de horas y proyectos", admite.

"Lo importante es demostrar que, con una mirada distinta, se puede emprender y hacer una Latinoamérica más equitativa", concluye.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas