Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Nombran conjueces para enjuiciar al fiscal Fernando Cartasegna

Fueron sorteados cinco abogados y otros tantos legisladores. El funcionario está con licencia compulsiva y es acusado de haber cometido irregularidades en el manejo de causas y en el control de efectos secuestrados

Jueves 10 de agosto de 2017 • 21:21
SEGUIR
LA NACION
0

LA PLATA.- La Suprema Corte de Justicia bonaerense otorgó una licencia compulsiva por 90 días a Fernando Cartagena, que podría no volver a ser fiscal: es que hoy se sortearon los conjueces para el jury en el que se evaluará su comportamiento como titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°4 de esta ciudad.

Serán conjueces abogados Ricardo Naredo, Pedro Toma, Amílcar Chiodo, Víctor Bernabéu y María Victoria Laurences. A ellos se suman los conjueces legisladores Pablo Garate y Ramiro Gutiérrez, del Frente Renovador; Manuel Mosca y Marcelo Di Leo, de Cambiemos, y Héctor Vitale, del Frente para la Victoria y Partido Justicialista.

Por el momento la cuestionada fiscalía de Cartasegna quedó fuera del sistema judicial.

El cierre de la UFI N°4 fue resuelto por el fiscal general platense, Héctor Vogliolo, tras una investigación promovida por diversas irregularidades halladas en esa oficina judicial luego de los supuestos ataques sufridos por el fiscal hace casi dos meses.

Por ejemplo, desapareció una causa de 22 cuerpos (unas 2200 páginas): la investigación la desaparición del estudiante de periodismo Miguel Bru, en 1993. Días después, el expediente apareció en un sitio donde ya había sido buscado.

Tres fiscales que quedaron a cargo de la fiscalía de Cartasegna presentaron un informe a Vogliolo: había causas sin rotular, desaparición de expedientes y objetos secuestrados que no se hallaron.

El primero en investigar fue Marcelo Romero, de la UFI N° 6, que ya había pedido procesar a un secretario, una auxiliar letrada y la empleada de mesa de entradas de la UFI N° 4. Luego, se excusó: dijo que por tener trato diario con Cartasegna desde hacía 30 años no iba a tener suficiente objetividad.

La causa pasó a la UFI N° 11, del fiscal Álvaro Garganta, que fue quien resolvió el procesamiento de las tres personas que ya había imputado Romero. Sumó a Cartasegna. El auto de imputación, el de procesamiento y la citación a indagatoria es por incumplimiento de deberes de funcionario público, incumplimiento de promover la persecución y represión de delitos, violación de medio de prueba y falsedad ideológica de documento público.

Diez días atrás, la familia de Cartasegna decidió llevarlo a una clínica neuropsiquiátrica por encontrarlo "desmejorado, en un profundo estado depresivo". Tras la internación, los investigadores dijeron que creían que el fiscal quería "hacerse pasar por loco para no ser imputado".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas