Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El PGA Championship: los grandes nombres y la historia todavía pueden esperar

El dinamarqués Olesen y el local Kisner están en la punta; Spieth, a cinco golpes

Viernes 11 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
El danés Olesen, uno de los punteros en la primera jornada
El danés Olesen, uno de los punteros en la primera jornada. Foto: AFP

La primera vuelta del 99º PGA Championship le está dando al dinamarqués Thorbjorn Olesen la oportunidad de liderar una vuelta en un Major, algo que nunca había conseguido en nueve años de actuaciones como profesional en el máximo nivel del golf.

Y al norteamericano Kevin Kisner, que iguala con el europeo en el primer puesto, le permite confirmar que, a los 33 años y con once como profesional, ésta es su mejor temporada, ya con ganancias que rozan los 4 millones de dólares y un triunfo importante en el Dean & De Luca Invitational.

Para Olesen, los 67 golpes (-4) de ayer vinieron a darle la razón a lo que él mismo había anticipado en los días de práctica sobre la cancha de Quail Hollow, en Charlotte: "Encontré un trazado muy bello, con algunos pocos hoyos difíciles".

Jugador del European Tour, donde ganó cuatro torneos, Olesen está 86° en el ranking mundial, pero seguramente su victoria más importante fue en un certamen por equipos, la Copa Mundial de Golf: el año pasado, formando binomio con Dane Soren Kjeldsen, el equipo dinamarqués hizo una vuelta de 60 -la segunda- en el torneo que se jugó en Melbourne. También en 2016, este jugador de 27 años fue parte del equipo de Europa en la Copa Ryder.

Ayer, Olesen hizo seis birdies y dos bogeys. "Jugué un muy buen golf, especialmente en los pares cinco, y terminé con un buen putt en el 18 (birdie). Los primeros nueve hoyos están fantásticos, no muy duros, no podía pedir nada mejor. Sé que hará más calor los próximos días, así que veremos". Lo cierto es el dinamrqués, al margen de haber aprovechado condiciones favorables para su juego, viene cumpliendo actuaciones interesantes. La última la semana pasada, en el World Golf Championship, en Akron, Ohio, donde compartió el 10° puesto final.

Noveno en la FedEx Cup, Kisner, nacido en Aiken, South Carolina, igual que Olesen, consigue el efecto de opacar -por ahora- a los grandes, los que atraen a la multitud en un Major, que en este caso reparte más de 10 millones de dólares en premios. Su birdie en el 18, donde sorteó una caída imposible en el green, mereció una ovación.

Spieth y Michael Phelps

Pero lo que sobrevuela con la expectativa de vivir un hecho histórico sobre esta cancha del estado de North Carolina no está, claro, en el circunstancial tablero de ayer, sino en la posibilidad de que Jordan Spieth alcance el título en el Major que le falta para completar el Grand Slam, luego de obtener el Masters y el US Open en 2015 y el British Open hace unas semanas.

A los 24 años, el californiano tendrá muchas oportunidades de lograrlo, se descuenta, pero sólo una, la que comenzó ayer, si es que quiere convertirse en el jugador más joven en conseguirlo, pues tiene 6 meses menos de edad que la que tenía Tiger Woods en 2000, cuando llegó a semejante conquista.

Ayer, Spieth presentó una tarjeta de 72 (+1), con cuatro bogeys y tres birdies. Se sabe de su aplomo, inusual en un jugador tan joven y vital para este juego, pero las miradas de todos los aficionados en Quail Hollow y los micrófonos y las cámaras que lo muestran al mundo tal vez tengan su carga en el inconsciente.

Además, el nadador Michael Phelps, "mi amigo e inspiración", como lo define Spieth, está en el campo de Charlotte siguiendo el juego. "Charlamos mucho, vamos a cenar, es un gran apoyo", detalló.

Para Emiliano Grillo, el único argentino en competencia, fue otra vuelta para olvidar. No embocó ni un birdie y, en el recorrido de ida (lo inició desde el hoy 10), cometió un triple bogey en el 18 (el noveno de la rueda). Con otros cuatro hoyos en los que subió un golpe, completó una vuelta de 78, siete sobre par, y comparte el puesto 130º.

El chaqueño está pasando por un bajón de esos que empiezan a hacer mella en la confianza, cuando no funciona como siempre la parte fuerte de su juego, como ese drive con el que alcanzar los fairways se le hace casi un trámite.

Hoy, la salida más temprana que ayer (será a las 8.35 de nuestro país, la tercera de la jornada), con Rod Perry (EE.UU) y Yutaka Ikeda (Japón), tal vez le dé la chance de que, con mejores condiciones que las que habrá a la tarde, Grillo escale en el juego y en el tablero.

En uno de los tres Majors que se juegan en los Estados Unidos, salieron a la cancha 82 jugadores locales y 74 extranjeros. Lo usual en el PGA Tour. Un dinamarqués y un norteamericano, ambos en el mejor momento de sus carreras, están en la punta. Pero, se sabe, los nombre rutilantes están siempre al acecho. Y la historia, la que Spieth parece perseguir menos que todos los que lo rodean, también puede tener su lugar.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas