Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Encuentran degolladas a una jubilada y a su hija en una vivienda

Por el hecho fue detenida la ex pareja de la mujer más joven

Viernes 11 de agosto de 2017
SEGUIR
Corresponsalía La Plata

LA PLATA.- Una madre y su hija fueron degolladas ayer a la madrugada y por el hecho fue detenido un hombre, ex pareja de la menor de ellas. El cuerpo de la primera, de 80 años, estaba en el centro del living de su casa, en un charco de sangre; la otra mujer, de 43, estaba en el baño, sentada en el piso y con la cabeza recostada en el inodoro: tenía un tajo que le cruzaba la garganta.

El crimen ocurrió en una casa situada frente al destacamento de la Policía Vial de Brandsen y por el hecho fue demorada anoche una ex pareja de la mujer asesinada en el baño. El fiscal Mariano Sibuet, que investiga el crimen, cree que la hipótesis de robo quedó en segundo plano y se indaga en los vínculos cercanos a las víctimas.

"Estamos esperando el resultado de las autopsias para tener mejores indicios. También se podrá saber si un hombre que fue demorado tuvo algo que ver", dijo a LA NACION un estrecho colaborador del fiscal Sibuet. No se descarta tampoco que se haya tratado de un caso de homicidio seguido de suicidio.

Los cuerpos de las mujeres fueron encontrados por una amiga que había ido a visitarlas a la vivienda situada en Presidente Perón (ruta 215) 1174. Como nadie le respondió, fue a la comisaría. Regresó acompañada por un policía y, al ingresar, se encontraron con la escena sangrienta.

María Elisa Legarreta había sido degollada en el living. Al parecer fue tomada por sorpresa ya que en la escena los investigadores no encontraron rastros de forcejeo. Su hija, Fernanda Fiordelli, fue atacada en el baño.

De inmediato llegaron personal de la fiscalía, policías y médicos del Hospital Municipal, que constataron las muertes.

Los detectives judiciales pudieron establecer que desde las 14 de anteayer nadie habría vuelto a salir del domicilio. Los investigadores judiciales dijeron a LA NACION que a simple vista en el lugar no se encontró el arma blanca usada para cometer el crimen. "Se está esperando poder desagotar el inodoro e inspeccionar la cámara séptica para ver si el asesino tiró el arma homicida allí", dijo un informante de la fiscalía.

Fuentes policiales agregaron que "a partir de averiguaciones se estableció que Fiordelli tenía prescripto un medicamento psiquiátrico". Desde la fiscalía se dijo que se trata de un "doble crimen extraño".

Te puede interesar