Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Banco Central rehabilitó al BoNY a abrir oficinas en el país

La autoridad monetaria le había revocado la autorización para tener una oficina local en 2014, en represalia al conflicto con los holdo

Viernes 11 de agosto de 2017 • 16:58
SEGUIR
LA NACION
0
El presidente Banco Central, Federico Sturzenegger
El presidente Banco Central, Federico Sturzenegger. Foto: Mauro Alfieri

El Bank of New York (BoNY) recibió la autorización del Banco Central (BCRA) para abrir una oficina de representación en la Argentina. No se trata de una autorización más a un banco extranjero. La autoridad monetaria había, en 2014, decidido revocarle la autorización a los representantes del BoNY, en represalia por su actuación durante el conflicto con los holdouts.

La decisión se tomó la semana pasada, pero recién fue comunicada al banco en los últimos días. Según confirmó LA NACION, el nuevo representante en el país del BoNY será Alan Arntsen, socio del Estudio Pérez Alati, Arntsen, Grondona, Benítez y Martínez de Hoz, y como suplente, Jimena Vega Olmos, abogada del mismo estudio.

El BoNY había sido hasta 2014 el agente de pago de los bonos de la deuda argentina. Pero el banco quedó ese año en medio de una controversia, luego de que el entonces juez de Nueva York, Thomas Griesa, decidiera congelar el pago de uno de los bonos soberanos argentinos a pedido de los bonistas que estaban litigando en contra del país.

Fue el entonces Ministro de Economía, Axel Kicillof, quien primero le quitó al BoNY el mandato para seguir actuando como agente de pagos del país. Poco tiempo después, a través de la resolución Nº 437 de la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias, el BCRA decidió directamente revocarle la autorización para poder operar con una oficina de representación en el país.

s
s. Foto: Archivo

El BCRA justificó entonces su decisión por el supuesto incumplimiento de los deberes de los directivos del BoNY según las exigencias de la normativa local y la "falta de financiamiento a residentes del país" por parte de la entidad financiera.

El BoNY, no obstante, en ningún momento había apelado a la decisión del BCRA vía la Justicia, sino que siempre se mantuvo dentro de los canales administrativos.

Con el cambio de Gobierno y, sobre todo, con la salida del default, el año pasado, el BoNY volvió a operar desde Nueva York como agente de pagos de la Argentina e incluso, de la Provincia de Buenos Aires.

Sin embargo, hasta esta semana no había tenido el visto bueno del BCRA para volver a abrir una oficina de representación en el país. Como tal, el banco de origen norteamericano queda habilitado para realizar una serie de operaciones, como asesorar y gestionar garantías y financiaciones en las cuales intervenga dando avales, como prestamista o como agente en relación con la emisión y colocación de deuda en mercados institucionalizados del exterior. Asimismo, según la norma del BCRA, el representante podrá gestionar la apertura de cuentas de corresponsalía a entidades financieras y casas de cambio locales.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas