Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un caño, pegamento y pólvora: cómo era el artefacto que explotó en Indra

El dispositivo fue enviado en un paquete con destino a un presunto jefe de Recursos Humanos

Viernes 11 de agosto de 2017 • 16:54
0
El paquete que estalló en Indra tenía apariencia de "regalo"
El paquete que estalló en Indra tenía apariencia de "regalo".

El paquete bomba que explotó en las oficinas de la empresa Indra, que hará el escrutinio provisorio de las elecciones del próximo domingo, tenía pólvora negra y blanca, había sido armado con un caño de plomería y estaba dirigido como "regalo" al responsable de recursos humanos de la firma.

La explosión ocurrió ayer en las oficinas de la empresa en el quinto piso del edificio Madero Riverside, sobre la calle Cecilia Grierson al 200, en Puerto Madero , donde resultaron lesionadas dos personas: la recepcionista que abrió el sobre y el cadete que había llevado el paquete y estaba junto a ella.

Según fuentes judiciales, el paquete tenía como remitente "Perfumería Amanda", de la calle Lavalle 585, que no existe, y como destinatario a Tomás Contreras, director de Recursos Humanos de Indra.

En rigor, el responsable de esa área no tiene ese nombre aquí en Buenos Aires -según páginas de Internet- y el Contreras que aparece es Director Corporativo de RR.HH. de Indra en España e incluso dio notas diciendo: "Somos una compañía global y tenemos interiorizado que el desarrollo profesional pasa por experimentar una carrera que puede conllevar asignaciones internacionales".

Tal como se informó, el paquete fue dirigido a un edificio de la calle Paraná 1073 de esta capital, donde funcionaron las oficinas de Indra hasta la semana pasada, y luego redireccionado a las nuevas instalaciones de Puerto Madero.

Cómo era el explosivo

Según el informe preliminar de la División Explosivos de Policía Federal Argentina que le llegó esta tarde al juez Daniel Rafecas, el dispositivo era un artefacto de armado casero, consistente en un caño de gas de 15 centímetros de largo y 2 centímetros de diámetro, tapado en sus dos extremos con pegamento.

En su interior tenía pólvora negra (de uso pirotécnico) y unas 25 bolillas metálicas. El mecanismo contaba con una trampera para ratones y una batería de 9 volts, para que estallara al momento en que se abriera el paquete. Todo estaba dentro de una caja de madera con tapa de apertura tipo bisagra.

El juez Daniel Rafecas y el fiscal Guillermo Marijuan dispusieron que se tome declaración al personal de Recursos Humanos de la firma para poder esclarecer detalles sobre el escenario que se vivía en la empresa.

Hoy, y aunque todavía no hay pruebas sobre un móvil político detrás de la explosión, la Justicia pidió esta tarde "extremar los recaudos de seguridad" para las elecciones del domingo a raíz del atentado. La Cámara Nacional Electoral (CNE) solicitó, a través de una carta al ministro del Interior, Rogelio Frigerio , que refuerce la seguridad para llevar "tranquilidad a la población" antes de los comicios.

Con información de la agencia DyN

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas