Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El amor sobre las apariencias en un juego teatral muy atractivo

Sábado 12 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Es Cyrano de más acá / Autor: Emiliano Dionisi, sobre el drama de Edmond Rostand / Director: Emiliano Dionisi / Intérpretes: Julia Gárriz, Roberto Peloni, Horacio San Yar y Talo Silveyra / Música: Martín Rodríguez / Músicos: Gianluca Bonfanti Mele, Matías Sebastián Menarguez Insúa, Martín Rodríguez y Juan Pablo Schapira / Vestuario: Marisol Castañeda / Escenografía: Gonzalo Córdoba Estévez / Iluminación: Gonzalo Córdova / Sala: María Guerrero, Teatro Cervantes, Libertad 815 / Funciones: sábados y domingos, a las 15 / Nuestra opinión: buena

Cyrano es un poeta y un guerrero, un filósofo y un inconformista, un rebelde y un idealista. Pero también es el dueño de una gran nariz. Y de muchos epítetos en torno de ella. Una compañía de comediantes de la legua prepara una puesta en escena de la obra de Edmond Rostand. Los actores, con saberes y también torpezas, presentan, interpretan y relatan el drama en tono de comedia. Sobre un ingenioso dispositivo escénico recrean la obra con numerosas interrupciones que paradójicamente agilizan el desarrollo de la obra.

Cómicos de la lengua hacen a Cyrano
Cómicos de la lengua hacen a Cyrano. Foto: TNC

La referencia constante a la construcción de la historia que implica el marco de los personajes-actores compaginando la puesta en escena sobre el escenario le otorga una gran vivacidad a Cyrano de más acá, escrita y dirigida por Emiliano Dionisi. Logra así plantar sobre el escenario un clásico en forma accesible para el público infantil, manteniendo presente tanto el desarrollo de la trama como su esencia. Ya lo había hecho antes con Romeo y Julieta de bolsillo y La comedia de los (H) errores.

El amor oculto de Cyrano por Roxana se ve opacado por la admiración que ella siente por Christian, soldado apuesto, pero evidentemente de pocas luces. Por compromisos de lealtad, Cyrano escribe las cartas de amor firmadas por Christian, quien no es capaz de hilvanar una frase inspirada. Roxana ama al autor de esas cartas, pensando que es Christian, sin saber que al fin y al cabo es la máscara que utiliza Cyrano para esconder su nariz en su declaración de amor a Roxana.

Subyace por momentos al texto enunciado por los personajes el teatro físico que pone en entredicho las palabras, generando un efecto cómico que remite a las tradiciones del circo teatral rioplatense. Roberto Peloni y Talo Sylveira conforman la dupla Cyrano/Christian con efectividad sin resquicios.

Los músicos en vivo bajo la dirección de Martín Rodríguez no sólo acompañan las canciones -escasas, pero puestas en momentos clave de la obra-, sino que realizan un valioso aporte instrumental en marcar ritmo y clima de diversas escenas. Este Cyrano es fiel al original y a la vez contemporáneo de los chicos de hoy, con esa necesidad de expresar sentimientos verdaderos por encima de burlas y apariencias.

Piedra libre

Cenicienta se despide

La bella versión de la ópera La Cenicienta, de Gioacchino Rossini, termina su breve ciclo de funciones. El tono humorístico prevalece tanto en la caracterización de los personajes como en la partitura de Rossini. Con régie de María Jaunarena y dirección musical de Hernán Sánchez Arteaga. Hoy, a las 15, en C. C. Konex, Sarmiento 3131. Desde $ 200.

La vuelta al mundo

También se despide este fin de semana La vuelta al mundo en 80 días, una puesta en escena de Claudio Hochman en la que el relato de Verne es recreado por el mayordomo Passpartout utilizando juguetes antiguos. Por el titiritero Ferdán Cardama. Hoy, a las 16.30, en el Maipo Kabaret, Esmeralda 443. $ 200.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas