Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los tres tangos de Demaría y Arias

Sábado 12 de agosto de 2017
PARA LA NACION
0

El director Alfredo Arias y el dramaturgo Gonzalo Demaría conforman una dupla creativa sumamente inquietante. Juntos dieron forma a proyectos como Relaciones tropicales, Mambo místico, Deshonrada y una experiencia que fue estrenada en 2009 en el Théâtre du Rond-Ponit de París, Tres tangos. Ese proyecto, que cuenta con música de Axel Krygier -su creación es magnífica-, acaba de darse a conocer en el Centro Cultural Kirchner, dentro del ciclo Aventuras compartidas. Se trata de tres óperas breves, interpretadas por Alejandra Radano, Carlos Casella y Marcos Montes, en las que no sólo se exploran mundos musicales diferentes -el ritmo arrabalero porteño, nostálgicas canciones italianas y cierto clima tecno-pop francés-, sino que, además, se narran historias breves, descabelladas, en las que personajes alucinados, con comportamientos extremos, salen a hacerse notar. La Mujer de los caniches rosas, el Hombre pez y la Reina de las ratas son seres impiadosos, patéticos y hasta malformados que no sólo provocan asombro, sino que, además, promueven una sonrisa cómplice cuando se develan integralmente. Son criaturas que bien podrían formar parte de piezas de Demaría como La Anticrista o La maestra serial. Salen al mundo a jugarse todo o nada, y en el camino dejan ver sus costados defectuosos. Sus historias los harán trascender simplemente porque en la despojada puesta de Arias se tornan hasta entrañables, aunque a nadie le gustaría encontrarse con ellos personalmente. Tres tangos es un espectáculo muy ingenioso, que tiene a Arias como introductor de cada bloque -lo hace con mucha simpatía-, un muy sólido ensamble musical y unas exquisitas actuaciones.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas