Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El BCRA volvió a jugar fuerte para frenar el dólar

Debió vender US$ 235 millones para evitar que pasara los $ 18; ya utilizó US$ 1837 millones en 11 ruedas

Sábado 12 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
En la City, algunas casas de cambio vendían el billete a $ 18,10
En la City, algunas casas de cambio vendían el billete a $ 18,10. Foto: Archivo

El dólar se operó estable en la plaza local en la última rueda previa a las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO) aunque sólo porque el Banco Central (BCRA) mantuvo en alto su guardia para abastecer la demanda (vendió otros US$ 235 millones) y evitar un nuevo desborde que impactara en su precio.

De esta manera, aunque a un precio alto (sacrificó unos US$ 1837,5 millones de las reservas al cabo de siete intervenciones para marcar precio en las últimas 11 ruedas), logró que el billete se mantuviera debajo de los $ 18 (cerró a un promedio de $ 17,99 para la venta al público y en torno de los $ 17,71 a nivel mayorista), cumpliendo con el objetivo político que le fijaron.

La plaza cambiaria tuvo en los últimos meses una vuelta de campana: fue cuando el peso pasó de ser la moneda que más se apreciaba en el mundo en términos reales a la que más se devaluó nominalmente.

Ese cambio de tendencia tuvo como disparador un mix de razones: económicas (el país se encamina a su mayor déficit comercial de los últimos 19 años y los años de la súper soja parecen ser parte del recuerdo) y políticas (el riesgo de que la estrategia oficialista de volver a colocar a la ex presidenta Cristina Kirchner en el centro del ring se convierta en un boomerang). Ambas provocaron un vuelco total en las expectativas.

En este contexto el dólar reaccionó como lo que es: uno de los termómetros más sensibles que mantiene la economía local sobre sus desbarajustes. La consecuencia fue una corrección del 15,9% en el tipo de cambio que empezó siendo lenta (entre abril y mayo, cuando el BCRA incluso anunció que compraría reservas para limitar la apreciación del peso) y se dinamizó después (junio y julio) al punto de llevarse puesto en las dos últimas semanas, en los hechos, a un esquema de flotación cambiaria que aspiraba a ser "libre".

Se abrió un debate

Los analistas insisten en sostener que algunos errores en la estrategia oficial, al minimizar la reacción del mercado cuando se desbloquearon los canales para el traspaso de monedas en una economía eminentemente bimonetaria, ayudaron a impulsar lo que se terminó convirtiendo en una nueva corrida contra el peso.

"El proceso de dolarización ya existía. El primer semestre refleja una demanda neta para formación de activos externos del sector privado y de divisas para turismo superior a los US$ 12.300 millones, que supone poco más de US$ 2000 millones por mes, y que se sostuvo independientemente de los altos niveles de tasa de interés en pesos y las posibilidades de carry trade", observó ayer en un informe Quantum Finanzas.

Por esa razón, desde esa consultora advierten que lo que hoy algunos evalúan como un episodio puede sostenerse en lo que resta del año: "existen motivos para esperar mayor presión sobre el tipo de cambio".

Por el contrario, para la administradora de fondos Consultatio lo que existió fue una sobrerreacción del mercado que, en buena medida, derivó de la oportunidad que los inversores extranjeros (que habían tomado posiciones en moneda local al suscribir masivamente Bontes meses atrás) encontraron para tomar cobertura en el mercado spot gracias al techo que el BCRA le impuso al precio del dólar.

"El volumen de compras de los últimos días no se explica por un recálculo de necesidades de cobertura de inversores locales. Es por un cambio de percepción entre los extranjeros y la posibilidad de cubrirse en divisas" en un mercado que aún no tiene desarrollados otros instrumentos de cobertura, apuntaron en su último informe.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas