Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La presión impositiva y la falta de competitividad, ejes del debate

El déficit fiscal también está entre las preocupaciones de los especialistas

Domingo 13 de agosto de 2017

Los datos duros llegaron casi al final: en el anteúltimo panel se analizaron la presión impositiva, el déficit fiscal y la competitividad, entre otras variables. Los invitados fueron Daniel Funes de Rioja, presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) y vicepresidente de la Unión Industrial Argentina; Mariano Lamothe, director de mercados de Energía, Minería e Infraestructura de Abeceb; Ernesto Ambrosetti, coordinador del fondo fiduciario Fondagro del Ministerio de Agroindustria, y Diego Giacomini, director de Economía y Regiones.

"Existen tasas municipales que son delincuentes, porque la imaginación no tiene límites pero el descaro tampoco", comenzó Funes de Rioja cuando tuvo que hablar de los desafíos impositivos. Continuó: "Los municipios tienen que vivir, pero ¿a costa de nuestra sangre?". Y añadió: "No nos pidan mayor competitividad si no nos dejan ser competitivos". Dejó una reflexión sobre el valor de las economías regionales: "Sin ellas no hay país federal y no hay desarrollo. Eso lo tiene que entender no solamente el gobierno nacional sino también los provinciales".

Giacomini dio su propia versión sobre los problemas de competitividad de las economías regionales: "No están relacionados con el tipo de cambio, porque no se le puede pedir más al dólar de lo que da hoy, sino con exceso de gasto público, de presión tributaria y de déficit que nos lleva a tener un costo de financiamiento que es un triple que el promedio de la región y una inflación que quintuplica el promedio de la región. A la competitividad del sector privado y de las economías regionales hay que resolverla desde la macroeconomía", opinó el economista.

Problemas estructurales

Ambrosetti se refirió a los problemas estructurales que afectan a las economías regionales y que se mencionaron durante toda la jornada -altos costos de logística, presión tributaria, falta de inserción internacional- pero, además, se refirió a una actitud de los productores que dificulta su trabajo en Fondagro, un fondo para fortalecer la producción extrapampeana.

"Vemos una falta de costumbre en los productores pequeños que reclaman plata, pero no la quieren devolver, o que la gastan donde ellos quieren y no donde les dicen que es mejor para mejorar la productividad. Están acostumbrados a que les den recursos y a que no se les haga seguimiento", apuntó.

Para terminar, Lamothe explicó que la Argentina tiene un horizonte optimista: "Hay una oportunidad en la demanda de energía, alimentos y minerales que se producen en las economías regionales. Hay que pensar en innovación, porque el consumidor en el mundo va cambiando y ahora, por ejemplo, empieza a pedir más alimentos sin gluten. Hay muchos cambios que permitirán sobre el margen ir transformando alimentos y generar nuevos nichos de producción e industrialización", concluyó.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.