Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Alarma mundial ante la escalada entre Trump y el régimen de Kim

Desde la canciller alemana hasta el gobierno chino advirtieron la gravedad de la situación; "la solución militar está preparada", dijo el presidente norteamericano

Sábado 12 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Efectivos del Ministerio de Seguridad de Corea del Norte, ayer en Pyongyang
Efectivos del Ministerio de Seguridad de Corea del Norte, ayer en Pyongyang. Foto: Reuters

WASHINGTON.- Alarmados ante la rápida escalada retórica entre Estados Unidos y Corea del Norte, líderes globales criticaron el airado ida y vuelta, y abogaron por desactivar la tensión y buscar una solución diplomática entre el régimen de Kim Jong-un y el gobierno de Donald Trump, que ayer despachó una nueva amenaza contra Pyongyang.

"Las soluciones militares están ahora totalmente preparadas, aseguradas y cargadas, si Corea del Norte actúa de manera insensata. ¡Esperemos que Kim Jong-un encuentre otro camino!", escribió Trump en Twitter, ayer, temprano por la mañana.

Antes de ese mensaje, el régimen de Pyongyang había afirmado que Trump estaba conduciendo la situación en la península coreana "al borde de una guerra nuclear", según la prensa oficial.

"Considero que una escalada de la retórica es la respuesta equivocada. No veo una solución militar para este conflicto"
Angela Merkel, canciller de Alemania

El último capítulo en la rápida escalada terminó por construir una tensión inédita desde la crisis de misiles de Cuba, en plena Guerra Fría, que quedó resumida en una decisión: las autoridades de la isla estadounidense de Guam publicaron ayer un instructivo de emergencia para que los residentes estén preparados ante un eventual ataque nuclear norcoreano.

Rusia, China y Alemania manifestaron su alarma por la crisis. La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que subir el tono era "la respuesta incorrecta", y pidió en una conferencia de prensa buscar una salida diplomática y profundizar la estrategia de presionar al régimen de Kim a través de sanciones, tal como hicieron las potencias y el resto de los países del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas hace tan sólo una semana.

"No veo una solución militar a este conflicto", afirmó Merkel a periodistas en Berlín. "Veo la necesidad de un trabajo arduo en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas [...], además de una férrea cooperación entre los países involucrados, especialmente Estados Unidos y China", afirmó.

Sergei Lavrov, canciller del presidente ruso, Vladimir Putin, y el Ministerio de Relaciones Exteriores de China también ensayaron un llamado a la cautela.

"Considero que el riesgo es muy alto. Especialmente teniendo en cuenta la actual retórica. Suenan claras amenazas del uso de la fuerza", dijo Lavrov.

"El riesgo [de choque militar] es muy alto. Sobre todo si se tiene en cuenta la actual retórica. Suenan claras las amenazas del uso de la fuerza"
Sergei Lavrov, ministro de RR.EE. de Rusia

En medio de la peor la crisis que ha enfrentado Trump desde que llegó a la Casa Blanca, el propio presidente y varios de sus funcionarios se preocuparon por dejar abierta la posibilidad para encontrar una solución diplomática. Anoche, Trump dialogó por teléfono con el presidente chino, Xi Jinping. Y varios medios indicaron que Washington y Pyongyang mantenían detrás de escena abiertos los canales de diálogo.

Ante las cámaras, Trump mantuvo su dura retórica sin descartar que la diplomacia diera sus frutos: insistió, cada vez que pudo, en sus advertencias, pero a la vez dijo que esperaba que todo saliera "bien" y que él quería una solución pacífica al conflicto más que nadie.

"¿Sabe lo que puedo decir?", dijo, cuando un periodista le preguntó por la ansiedad que sienten muchos estadounidenses que prenden la televisión, sintonizan los canales de noticias y escuchan hablar de una guerra nuclear. "Espero que todo salga bien. Nadie ama una solución pacífica mejor que el presidente Trump. Eso se lo puedo decir. Espero que todo salga bien. Pero esto ha estado sucediendo por muchos años. Habría sido mucho más fácil resolver esto hace años, antes de que estuvieran en la posición en la que están", dijo.

Trump lanzó esa frase luego de mantener una reunión con parte de su gabinete; el secretario de Estado, Rex Tillerson; la embajadora ante Naciones Unidas, Nikki Haley, y el jefe del Consejo de Seguridad Nacional, H. R. McMaster.

Unas horas antes, al hablar de Kim Jong-un, había afirmado: "Este hombre no se saldrá con lo que está haciendo, créame". Y había dicho que Kim "realmente se arrepentirá" si decide atacar Guam, donde Estados Unidos tiene una presencial militar estratégica.

Desde California, el secretario de Defensa, James Mattis, uno de los integrantes más respetados del gabinete de Trump, se preocupó por recordar que una guerra en la península coreana sería "catastrófica" y enfatizó que los diplomáticos estadounidenses debían tomar la iniciativa para resolver la crisis.

"Esperamos que las partes controlen sus palabras y acciones, y abandonen el viejo método de alardear de su poder "
Jia Sidao, ministro de RR.EE. de China

La Casa Blanca defendió la estrategia oficial de lanzar un ultimátum detrás de otro al régimen de Kim, una táctica que Trump y sus colaboradores han justificado en la necesidad de enviar un "mensaje claro" a Pyongyang para disuadir cualquier ataque a Estados Unidos o alguno de sus aliados.

Pero críticos de la estrategia advierten que la escalada es poco útil y peligrosa, al complicar las gestiones diplomáticas y acelerar un conflicto, en vez de frenarlo. Además, advierten sobre el riesgo de una "falla de cálculo" o error que pueda terminar por precipitar una guerra.

Tras enviar su última advertencia en Twitter, Trump, que ha sido acusado de actuar de manera imprudente toda la semana, retuiteó un mensaje con fotos del Comando del Pacífico que afirmaba que bombarderos B-1B en Guam estaban listos para llevar adelante la "misión #FightTonight" (combatir esta noche).

Más allá de las palabras y las imágenes, nadie parecía terminar de creer del todo que la escalada pudiera llegar al punto de desatar una guerra.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas