Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La mafia de La Salada se respaldaba con barras de Boca

Aravena, uno de los principales jefes de la hinchada xeneize, fue detenido por extorsionar a puesteros en la feria

Sábado 12 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Enrique Antequera, en el centro, fue apresado anteanoche junto con Roberto Ríos y Ramiro Saravia Rodríguez
Enrique Antequera, en el centro, fue apresado anteanoche junto con Roberto Ríos y Ramiro Saravia Rodríguez. Foto: Ministerio de Seguridad

Igual que Jorge Castillo, Enrique Antequera formó un Estado paralelo en la feria La Salada. Para poder aplicar su poder sustentado en el miedo, las amenazas y, en algunos casos, el uso de la fuerza contra los puesteros que no pagaran los alquileres, recurría a dos fuerzas de choque: una agencia de seguridad manejada por un ex policía bonaerense, involucrado en la causa por el atentado contra la AMIA y, al menos, cinco integrantes de la facción Lomas de Zamora de la barra brava de Boca.

Marcelo Aravena, también conocido como "Marcelo de Lomas", fue apresado anteanoche en uno de los 30 allanamientos ordenados por el juez de Garantías Gabriel Vitale a pedido del fiscal Sebastián Scalera. Aravena y Antequera son dos de los doce detenidos y acusados de integrar una asociación ilícita que habría recaudado de manera ilegal más de $ 60.000.000 mensuales por cobrarles alquileres a comerciantes para que armaran sus puestos alrededor de la feria La Salada.

Según fuentes judiciales, esa recaudación se originaba en el cobro de entre $ 300 y $ 800 diarios de alquiler a los 13.000 comerciantes que instalaban sus puestos en las adyacencias del predio de La Salada.

Antequera administraba 2000 puestos dentro de Urkupiña, uno de los tres complejos que funcionan en el predio de La Salada. Los otros dos centros comerciales son Punta Mogotes, manejado por Jorge Castillo y cuatro familiares y Ocean, a cargo de una cooperativa.

Según fuentes judiciales, entre los 2000 pequeños locales internos y los 13.000 puestos externos, Antequera y su fuerza de choque llegaron a cobrar alquileres de 15.000 puestos.

Antequera fue detenido por efectivos de la Gendarmería mientras se celebraba una misa en la capilla instalada en Urkupiña junto con Roberto Alejandro Ríos y Ramiro Edwin Saravia Rodríguez. Según fuentes judiciales, el primero de ellos era su asesor político. Con un contrato en la Legislatura bonaerense sería el nexo de Antequera con algunos diputados y senadores de ese distrito a los que les ofrecía su capacidad de movilizar miles de personas .

El rol de los guardias

Entre los doce detenidos durante los 30 allanamientos realizados por efectivos de la Gendarmería, la Policía de la Ciudad y la policía bonaerense figuran tres ex policías bonaerenses, uno de ellos es Diego Barreda, acusado en la causa AMIA. También fueron apresados Ruperto Barraza, Santiago Vélez Robles, dos supuestos integrantes de la facción de Ingeniero Budge o de Lomas de la barra brava de Boca, comandada por Aravena.

A diferencia de lo que ocurrió con Castillo, los operativos no tomaron por sorpresa a Antequera. Cuando los efectivos de la Gendarmería se dirigieron al sótano de la capilla, un lugar señalado por testigos como el depósito de armas de custodios, encontraron un contrapiso con cemento fresco. La escena había sido modificada y las armas llevadas a otro lugar.

Desde 2015, Aravena, junto con Rafael Di Zeo y Mauro Martín, forma parte del triunvirato que controla la barra brava de Boca. Fue un apretón de manos con sus rivales eternos, con quienes se enfrentó a tiros por el liderazgo de la tribuna y los negocios que ello conlleva. Aquel trato seguiría vigente hasta hoy,

Aravena, junto con Corvacho Villagaracía, otro integrante de la vieja guardia, supieron manejar todo el merchandising que se vendía en los alrededores del estadio los días de partido. La mayoría de esa mercadería venía de La Salada.

"Los de Boca cobran los puestos y estacionamiento ilegales ubicados en las calles Euskadi y Arana Goiri; Arana Goiri y Newton y un sector de la calle Tilcara entre Virgilio y Arana Goiri, aclarando que la zona de puestos ubicada sobre el corredor de Tilcara es compartida por varias bandas", dijo uno de los testigos que declaró en el expediente al referirse a la división del territorio.

Ese mismo testigo señaló con nombres y apellidos a los integrantes de la Banda de Boca: "El dinero va para el grupo manejado por Santiago Vélez alias «Santi» o «Cepillo» o «Gato» o «el de pelo largo», siendo éste mano derecha de Marcelo Aravena, quien integra la facción Los de Budge de la barra brava de Boca, que tendría vinculación con Rafael Di Zeo jefe de la La Doce. La banda de Boca es liderada también por Hernán Avalos alias «el Fantasma», Roberto Ezequiel Barraza, alias «Chicho». y Maximiliano Areco alias «Chino»".

Una voz de mando en la tribuna

Marcelo Aravena

Detenido

Apodo: Marcelo de Lomas

Más de doce años preso

Conocido en las tribunas de fútbol como Marcelo de Lomas, Aravena estuvo en la cárcel entre 1994 y 2007 por el asesinado de dos hinchas de River. Formaba parte entonces de la barra de Boca liderada por José El Abuelo Barrita.

Líder en la Bombonera

En 2015 selló un pacto de convivencia con Rafael Di Zeo y Mauro Martín para unificar a la barrabrava de Boca. Fue detenido ahora como parte de una fuerza de choque que amenazaba a los puesteros en la feria de La Salada.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas