Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Emprendedores que, con creatividad, salieron adelante

Varias empresas agregaron valor a sus productos y los llevaron al exterior

Domingo 13 de agosto de 2017

Las economías regionales son fuente de inspiración para nuevos emprendimientos en busca de mayor valor agregado y mejor posicionamiento en el exterior, sobre todo en momentos en los que los precios no acompañan. Martín Carro (Pura Frutta); Leandro Merlo (Arytza); Luis Robbio (Belatrix) y Lucila Bonzi (Almandina) son líderes de proyectos que nacieron en las tierras de las especialidades extrapampeanas o inspiradas en ellas.

Carro comenzó a cuestionarse por qué en el Alto Valle del río Negro –zona productora de manzanas por excelencia– no había jugo de aquella fruta que fuera 100% natural. Así fue como en 2015 instaló su planta en una localidad satélite de Neuquén y comenzó a comercializar el producto. “Con la importancia que tienen las economías regionales en las cadenas de valor, es muy importante agregar valor en el origen. Muchas veces los productores se dedican a crear un semielaborado que otras industrias utilizan en sus ingredientes, pero nosotros decidimos crear una marca con la esencia del Alto Valle y de la Patagonia”, explicó.

Por su parte, Merlo se refirió a los errores que cometió con su marca de condimentos, Arytza, antes de llegar a la cadena estadounidense Whole Foods, entre otras compañías del mundo. En un principio, explicó, la empresa apuntó a supermercados: “En términos financieros es muy complejo y, además, nuestro producto es apto para celíacos y todavía no había góndolas desarrolladas”, apuntó.

Luego, cambió su producción de la utilización de aditivos y conservantes a un modelo totalmente natural. “Empezamos a ganar premios y los chefs nos daban su apoyo. Ahí decidimos verticalizarnos hacia atrás y nos metimos en el cultivo de mostaza. Hoy somos los productores más grandes de granos de mostaza de la Argentina y estamos exportando”, explicó. Y apuntó que una de las claves para sobrevivir es diversificar el riesgo.

De Mendoza a Silicon Valley

Belatrix despegó de Mendoza para instalarse en Silicon Valley a inicios de agosto: dos ingenieros de la provincia trabajarán en Estados Unidos para desarrollar software a medida. Robbio habló de los desafíos de nacer lejos de la capital del país y se refirió al dicho “Dios está en todas partes, pero atiende en Buenos Aires”. Apuntó: “Yo le digo a la gente de mi provincia que quizá lo más difícil es que ya nos hemos acostumbrado a eso y no peleamos cuando sí se puede”.

Bonzi dirige Almandina junto a su madre y su hermana. La idea original de la compañía que comercializa indumentaria, accesorios y objetos de decoración inspirados en el norte argentino, era reflejar identidad, pero a la vez “hacer algo diferente de la típica artesanía que se compra y después no se usa”. Para terminar, destacó que los planes de la empresa para el futuro están relacionados con desarrollar una franquicia y regionalizarse y llegar a Chile y Perú, entre otros mercados.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.