Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Donald Trump, tras los enfrentamientos en Virginia: "El odio y las divisiones deben terminar ya"

El presidente de EE.UU. condenó la violencia en una marcha de la ultraderecha en Charlottesville y llamó a "sanar las heridas" del país

Sábado 12 de agosto de 2017 • 18:09
0
Donald Trump condenó la violencia en Charlottesville
Donald Trump condenó la violencia en Charlottesville. Foto: Reuters / Jonathan Ernst

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump , llamó hoy a poner fin al "odio y la división" tras los violentos enfrentamientos en un acto de la ultraderecha en Charlottesville, Virgina, que dejaron por lo menos un muerto.

"Condenamos en los términos más duros la violencia en Charlottesville", dijo el mandatario desde Nueva Jersey, y agregó que está siguiendo "muy de cerca los acontecimientos".

Trump dijo que habló con el gobernador de Virginia, Terry McAuliffe, y "coincidimos en que el odio y la división deben terminar, y deben terminar ya".

"Debemos sanar las heridas de nuestro país. Estas son heridas que realmente persisten desde hace mucho tiempo", dijo el mandatario en una ceremonia de promulgación de una ley en su club de golf en Nueva Jersey, donde se encuentra en unas vacaciones de trabajo.

"Prescindiendo del color y la religión somos todos, en primer lugar, estadounidenses", agregó.

Trump hizo estas declaraciones luego de que estallara la violencia en Charlottesville tras un acto organizado por grupos nacionalistas y supremacistas blancos. "Tenemos que unirnos como americanos con amor por nuestra nación y afecto verdadero por los demás", agregó.

Antes, a través de Twitter, el presidente había llamado a la unidad en el país después de decir que que "no hay cabida para esta clase de violencia en Estados Unidos"

Por su parte, el ex líder del Ku Klux Klan, David Duke, retrucó las palabras del presidente norteamericano. "Mirate al espejo y recordá que fueron los blancos estadounidenses lo que te regalaron la presidencia, no los radicales de izquierda", lanzó, también en Twitter.

Una marcha de nacionalistas blancos que se oponen a que la ciudad de Charlottesville retire una estatua del general confederado Robert E. Lee fue enfrentada por grupos anti-racistas. Debido a la espiral de violencia, el gobernador McAuliffe declaró estado de emergencia. En medio de la tensión, un auto embistió a un grupo de manifestantes y dejó un muerto y 19 heridos.

Agencias DPA, ANSA y AP

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas