Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"El Fantasma": el prófugo que se mueve en un Audi por La Salada

Hernán Ávalos es buscado desde 2015 y en la noche del jueves pasado se fuede su casa 20 minutos antes de la llegada de la policía; el barra de Boca que se convirtió en recaudador

Domingo 13 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

En los últimos 60 días algunos de los comerciantes que instalaban sus puestos en las calles adyacentes a la feria La Salada dijeron haber visto a Hernán Edgardo Ávalos circular por el camino de la Rivera en un Audi TT blanco sin patente. Ávalos, alias "el Fantasma", visitaba la zona para cobrar los alquileres a los puesteros a pesar de que tenía un pedido de captura vigente desde hace dos años.

Protegido por un sector de la policía bonaerense, este integrante de la barra brava de Boca, acusado de ser uno de los presuntos organizadores de una de las asociaciones ilícitas que amenazaba a los comerciantes, se movía con total impunidad por la La Salada.

El jueves a la noche, "el Fantasma", volvió a escaparse de la policía. Los uniformados asignados al allanamiento de su casa llegaron 20 minutos después de que Ávalos huyera.

Tan grande es la impunidad y el paraguas protector que "el Fantasma" tienen entre la policía, que un ex jefe de la comisaría de Ingeniero Budge y un ex jefe de calle de esa seccional, quienes se desempeñaron entre 2014 y 2015, no entregaron a Ávalos pese a quedar presos y a un paso del juicio oral.

El nuevo pedido de captura contra "el Fantasma" fue ordenado por el juez de Garantías de Lomas de Zamora, Gabriel Vitale, a raíz de una causa iniciada en 2014 por la usurpación del espacio público y supuestas extorsiones contra comerciantes instalados en las calles.

En octubre pasado, este sumario fue asignado a un grupo especial de fiscales de Lomas de Zamora, comandado por Sebastián Scalera. Todas las pruebas acumuladas durante casi diez meses derivaron en 30 allanamientos realizados entre la noche del jueves y la madrugada del viernes pasado y que terminaron las detenciones de al menos 12 sospechosos.

Entre los apresados por la denominada causa La Salada 2, figuran Enrique Antequera, administrador del complejo Urkupiña; sus colaboradores más cercanos, Roberto Alejandro Ríos, contratado en la Legislatura bonaerense y asesor político de Antequera y Ramiro Edwin Saravia Rodríguez.

El listado de detenidos sigue con Marcelo Aravena, alias "Marcelo de Lomas", líder de la facción de Lomas de Zamora o de Ingeniero Budge de la barra brava de Boca; Ruperto Barraza, alias "Toro", padre de Roberto Barraza, alias "Chicho", otro integrante de La Doce y Santiago Vélez Robles, también miembro del grupo radicalizado de la hinchada de Boca.

Igual que Jorge Castillo y sus familiares, administradores del complejo Punta Mogotes, Antequera edificó su poder en La Salada usando como fuerzas de choque a miembros de La Doce y barrabravas de otros equipos, como River, Los Andes y Dock Sud.

Un testimonio clave

A partir del testimonio de uno los puesteros que se animó a declarar en el sumario, los investigadores pudieron obtener nombres y las áreas en las que se dividieron los puestos para cobrar los alquileres.

"Los de Boca cobran los puestos y estacionamiento ilegales instalados en las calles Euskadi y Arana Goiri; Arana Goiri y Newton y un sector de la calle Tilcara entre Virgilio y Arana Goiri, aclarando que la zona de puestos ubicada sobre el corredor de Tilcara es compartida por todas las bandas, es decir, los de Boca, los de Adrián o también conocidos como los de River y los Chaqueños", expresó el testigo.

Los dos últimos grupos eran comandados por Adrián y Jorge Castillo, respectivamente y figuran como una de las tres asociaciones ilícitas acusadas en la denominada causa La Salada 1, que tiene, además de los Castillo, a otros 20 sospechosos detenidos.

"El estacionamiento de la calle Arana Goiri y Newton era cobrado por Emanuel, primo de Ezequiel "Chicho" Barraza , tarea que realiza como parte de la banda de Boca quien sería manejada por Santiago Vélez alias «Santi» o «Cepillo» o «Gato», quien tiene el pelo largo y es mano derecha de Marcelo Aravena, quien comanda la facción «Los de Budge» de la barra brava de Boca", se consignaba en el testimonio que figura en el expediente.

"Otro de los jefes de la banda de Boca que cobra alquileres a los puesteros en La Salada es Hernán Avalos alias «el Fantasma». Del grupo forman parte otros presuntos barrabravas de Boca: Roberto Ezequiel Barraza alias «Chicho» y Maximiliano Areco, alias «Chino». Mientras que una segunda línea se ubicarían Nicolás Pardo; Matías Pardo; «Pato» Pardo, padre de Nicolás y Matías; Emanuel Barraza, primo de «Chicho» Barraza, «Toro» Barraza, padre de «Chicho» ; Angela Cabañas, alias «Angie»; Jimena y Gisela Barraza - hermana de «Chicho» y Patricia Melo", concluyó el testigo.

Además de utilizar a una facción de la barra de Boca, Antequera había armado su poder con el apoyo de una agencia privada de seguridad comandada por el ex policía bonaerense Diego Barrera, acusado del supuesto encubrimiento en la investigación por el atentado en la AMIA.

Causas paralelas

Enrique Antequera

Detenido

Es el administrador del sector denominado Urkupiña en la feria La Salada. Fue arrestado en la noche del jueves pasado

La investigación judicial detalló sus vínculos con barras de Boca, utilizados como fuerza de choque para cobrar alquileres ilegales a más de 15.000 puesteros

Jorge Castillo

Detenido

Es el administrador de la zona conocida como Punta Mogotes. Fue detenido el 20 de junio pasado tras disparar contra los policías que allanaron su casa

También habría utilizado a barras como recaudadores para intimidar a los más de 10.000 puesteros instalados en su sector

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas