Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Gobierno, tras un batacazo en cinco provincias

Son grandes distritos o bastiones emblemáticos en manos de la oposición; podría marcar un avance oficialista en el interior

Domingo 13 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Si bien la atención estará puesta hoy en el desempeño electoral del oficialismo en Buenos Aires, el Gobierno espera dar el batacazo en al menos cinco bastiones de la oposición: Córdoba, Santa Fe, Santa Cruz, Entre Ríos y San Luis. Serían triunfos redituables no sólo en términos cuantitativos (se sumarían más legisladores a los bloques oficialistas) sino, sobre todo, en términos políticos, ya que anticiparían una avanzada de Cambiemos en el interior.

La Casa Rosada da por descontadas sendas victorias en Capital, Mendoza, Corrientes y Jujuy. Pero, por previsibles, estos triunfos no servirían para compensar una eventual derrota en la provincia de Buenos Aires.

"Si la elección en Buenos Aires es pareja -aunque finalice con una derrota de Cambiemos-, pero Cambiemos gana en Córdoba, Santa Fe, Santa Cruz, Entre Ríos y San Luis, se podrá afirmar que el Gobierno realizó una muy buena elección nacional", enfatizó a LA NACION Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados.

Otra lectura se hará si la distancia a favor de Cristina Kirchner en Buenos Aires supera los cinco puntos. "Por más que se gane en distritos de la oposición, el balance general será negativo", opinó un dirigente de Cambiemos. "Pero si se gana Buenos Aires y, también, algunas provincias opositoras, será un paroxismo", se entusiasmó el mismo dirigente.

En Córdoba, la verdadera pelea de fondo es entre Macri, cuyo candidato a diputado nacional es el ex árbitro Héctor Baldassi, y el gobernador peronista Juan Schiaretti, quien postula a su vicegobernador Martín Llaryora. Ganarle al peronismo cordobés, que controla la provincia desde 1999, sería motivo de grandes festejos en Cambiemos.

En Santa Fe, el Gobierno espera el triunfo del candidato a diputado radical Albor Cantard, por Cambiemos. Allí gobierna el socialismo desde 2007. Además, espera triunfos en Santa Cruz -cuna del kirchnerismo- de la mano del actual diputado y candidato a senador Eduardo Costa, y en San Luis, la provincia que los hermanos Rodríguez Saá, hoy aliados al kirchnerismo, gobiernan desde 1983. Además, el oficialismo espera un triunfo del candidato radical Atilio Benedetti en Entre Ríos, un bastión históricamente del peronismo.

En la Casa Rosada imaginan escenarios parejos en Salta, La Rioja, Tucumán, Chaco, Tierra del Fuego y Catamarca. Sin embargo, reconocen abiertamente que no tienen chances en Formosa, Misiones, Santiago del Estero, San Juan, Neuquén, Río Negro, La Pampa y Chubut. En Formosa, Misiones y San Juan, que reeligen senadores nacionales, el Gobierno aspira, al menos, alcanzar el segundo lugar para ganar el senador por la minoría por cada provincia.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas