Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Córdoba: Schiaretti arriesga mucho en su territorio

El macrismo busca un triunfo, pese a la buena relación con el gobernador

Domingo 13 de agosto de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Mauricio Macri eligió a Córdoba para el cierre de campaña. No sólo porque en esa provincia se dio el puntapié inicial de Cambiemos y fue donde se selló el triunfo presidencial de 2015, sino también porque las encuestas les dan chances de ganar y contrarrestar una eventual derrota en Buenos Aires. En el peronismo confían en que los indecisos ayuden a acortar distancias, pero admiten que la elección es complicada.

La diferencia que podría hacer Cambiemos pasa más por la adhesión que tiene el Presidente que por la lista liderada por Héctor "la Coneja" Baldassi. Los aspirantes se dedicaron a subrayar que una victoria en esta elección de medio término sería el paso clave hacia 2019. En esa línea también mostraron las diferencias internas los integrantes de la alianza: Pro, radicalismo y juecismo .

El escenario de esta elección es complejo; en los sondeos la evaluación de gestión del gobernador Juan Schiaretti supera a la de Macri, pero la intención de voto favorece a Cambiemos. Los macristas interpretan que lograron instalar la "nacionalización" del voto. Dicen que hoy se vuelve a discutir si hay una vuelta al pasado."Funciona en una provincia que sigue rechazando el kirchnerismo", confiaron a LA NACION.

La lista "oficialista" de Cambiemos competirá con la liderada por el radical alfonsinista Dante Rossi. El resultado en ese segmento marcará el nivel de disconformidad de la UCR local con Pro y también con el intendente Ramón Mestre.

En las elecciones legislativas de 2009 y 2013 el PJ sacó alrededor del 25%. "Parece que siempre jugamos mal en esta instancia", ironizó un dirigente. Anticipándose a un resultado ajustado, hay quienes analizan que se demoró en "tomar distancia" de Nación.

Para Schiaretti, el resultado importa en el contexto de su apuesta a la "liga de gobernadores". La proyección electoral que logren los mandatarios peronistas es clave para sentarse a negociar con la Casa Rosada y para definir el liderazgo en el partido de cara a 2019.

A nivel local, una derrota implicará un cambio de estrategia para Unión por Córdoba, que empezará a preocuparse por la elección de gobernador. Los dirigentes señalan que aunque la campaña instaló a Martín Llaryora (vicegobernador y cabeza de lista) todavía "no entró lo suficiente".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas