Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sin el sello de Cambiemos, el oficialismo se encamina a ratificar su liderazgo porteño

Con Carrió como candidata busca consolidarse en el distrito originario del macrismo; Lousteau intenta revalidar títulos y Filmus, quedarse con su interna

Domingo 13 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Rodríguez Larreta, Macri y Carrió en el saludo final del acto de Ferro; estuvo gran parte del gabinete
Rodríguez Larreta, Macri y Carrió en el saludo final del acto de Ferro; estuvo gran parte del gabinete. Foto: Fernando Massobrio

La campaña en el territorio porteño se lanzó con una particularidad: la ciudad en donde comenzó a gestarse Cambiemos a partir de la foto de Mauricio Macri y Elisa Carrió en el parque Thays en 2015, en las elecciones de hoy será el único distrito donde la alianza no compite completa. Antes del cierre de alianzas, la UCR quedó excluida de la coalición gobernante por postular la candidatura de Martín Lousteau, a quien Pro le pegó un portazo.

Tras abandonar la embajada argentina en los Estados Unidos, el ex ministro se embarcó en un raid mediático en el que le exigió al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que permitiera internas en el distrito. Pero Pro le respondió con un comunicado contundente que indicaba que Lousteau "no fue ni es parte de Cambiemos".

La capital, territorio donde nació el macrismo y que en los últimos años se mostró como una alternativa al gobierno de Cristina Kirchner, es un distrito que el oficialismo no puede arriesgarse a poner en juego. Con Lousteau -que estuvo muy cerca de ganar la jefatura de gobierno en 2015- compitiendo por fuera de Cambiemos, el interrogante era a quién elegir para hacerle frente.

Para entonces restaba definir si Carrió competía en la Capital, donde goza de una imagen positiva alta, o en la provincia de Buenos Aires, donde se especulaba con un duelo cara a cara con Cristina Kirchner. Finalmente, por la negativa de María Eugenia Vidal y por la necesidad de Rodríguez Larreta, la diputada aceptó postularse en la cuna de Pro bajo el sello de Vamos Juntos.

En silencio, pero omnipresente y aunque no es candidato, Rodríguez Larreta fue uno de los protagonistas de esta campaña de poca propuesta y cero debate. Focalizado en las conversaciones con los votantes junto a Carrió en vivo por las redes sociales y ocupando un lugar secundario, pero notorio en gran parte de los afiches de Vamos Juntos en la ciudad, el funcionario tiene una apuesta doble: por un lado, pondrá a prueba su gestión. Por el otro, buscará capitalizar una victoria de la diputada, que hasta último momento figuró como favorita en los sondeos.

Más allá de Vamos Juntos, el kirchnerismo volverá a competir y llevará una vez más, ahora como candidato a diputado, al ex ministro de Educación del kirchnerismo Daniel Filmus, esta vez a la cabeza de la lista Unidad Porteña.

Además, es el único espacio de peso que hará uso real de las primarias. Aunque saben que Filmus probablemente los venza en la interna, el ex secretario de Comercio kirchnerista Guillermo Moreno (Honestidad y Coraje) e Itai Hagman (Ahora Buenos Aires) buscarán obtener la mayor cantidad de votos posibles para lograr al menos un lugar en la conformación de las listas finales que competirán en octubre.

Para otros candidatos, como Lousteau, estas elecciones son algo más que una puerta de entrada al Congreso. El ex ministro de Economía del kirchnerismo apuesta a obtener un resultado abultado para quedar lo mejor posicionado posible para competir por la jefatura de gobierno porteño en 2019. Hace dos años, quedó a unos pocos miles de votos de arrebatarle el gobierno a Pro.

Tras una performance olvidable en 2015 de la mano del economista Guillermo Nielsen (no superó el mínimo legal de las PASO), el massismo se rearmó en territorio porteño y postuló bajo el sello de 1 País (su alianza con GEN, de Margarita Stolbizer, y con Libres del Sur, de Victoria Donda) a Matías Tombolini como cabeza de lista para diputados nacionales. Con una campaña centrada en los golpes de efecto, Tombolini logró llamar la atención y generar revuelo en las redes sociales.

El cuarto oscuro también volverá a tener a un sector de la izquierda porteña agrupado, como hace varias elecciones, como el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), compuesto por el Partido Obrero, el PTS e Izquierda Socialista. Entusiasmados con hacer una buena elección este año por el supuesto descontento del votante tanto con el macrismo como con el kirchnerismo, el espacio postuló al legislador Marcelo Ramal (Partido Obrero) como precandidato a diputado.

En su oleada optimista por lo que creen que será una de las mejores elecciones de los últimos años a nivel nacional, en el FIT dicen que esta vez pueden llegar a ganar una banca por la capital. ¿Cómo? Ayudados por el voto de algunos kirchneristas desencantados. El objetivo para octubre es quedar en cuarto lugar, detrás de Filmus o Lousteau.

La campaña, además, volvió a demostrar el descontento de los partidos más pequeños por la necesidad de tener que superar el mínimo legal de las PASO (1,5% de los votos) para poder participar de las elecciones generales del 22 de octubre.

Partidos que compiten hoy, como Izquierda al Frente (Alejandro Bodart), Autodeterminación y Libertad (Luis Zamora), Acción Ciudadana (José Antonio "Pocho" Romero Feris) o el Partido Renovador Federal (José Sanfilippo), entre otros, hicieron público durante la campaña su rechazo al sistema actual de primarias, una postura que en las últimas semanas fue impulsada por el presidente Mauricio Macri y por el jefe del Gabinete, Marcos Peña, y que fue compartida por algunos sectores, pero no por el peronismo. El Gobierno cuestiona que muchos partidos presentan candidatos únicos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas