Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un invierno de bajo perfil

Lunes parcialmente nublado con 19°C; a partir del martes a la noche, inestable

Diego Angeli

SEGUIR
PARA LA NACION@Jopoangeli
Lunes 14 de agosto de 2017 • 00:31
0

Quizás su antecesor 2016 fue demasiado estridente o tal vez no le puso el hombro a su campaña porteña como si lo hizo en la cordillera. Lo cierto es que en Buenos Aires la edición 2017 de la estación más fría del año se ha caracterizado por no ofrecer manifestaciones extremas, una ola polar para aquellos fanáticos que pagaron la entrada y varias tardes primaverales para conformar a la oposición. Quedará para un estudio posterior por qué parte de la población denuesta al invierno y se la pasa preguntándome cuando va a volver a nevar. Además de indagar en por qué diablos se quejan de un día de 16°C cuando luego llega el verano y programan sus equipos de frío a esa temperatura.

Los días venideros refrendarán esta tónica invernal de no confrontar, no mostrarse más de lo necesario y no exponerse a un furcio en cámara que pueda complicarle la campaña.

Lunes otra vez

El centro atencional en el amanecer estará puesto en la visibilidad suburbana. Se estima una mañana fría con 7°C, poco viento, mucha humedad y relativa alta presión. Es la alineación de variables necesarias para intuir una mañana con neblinas y algunos bancos de niebla. El arranque porteño es más nítido con la traza de mercurio largando desde los 9°C.

Se espera un día de mucha amplitud térmica, de salir de casa con frío y volverse con la campera en la mano. Considerando la plusmarca de 19°C es un día ideal para olvidarse la bufanda en la oficina.

Los 14°C grados nocturnos deberían darle un descanso a la estufa

Martes: la noche en duda

El casillero del martes es el que más se destaca de toda semana. Su suerte meteorológica estará atada al horario en que empiece a rotar el viento. El frente frío que ingresa es débil. Quizás con el tiempo progrese y llegue a ola polar. Y si se esfuerza llegue a ganarse el título de Maestro Yeti con sable laser y todo. Pero lo que se espera es un modesto pulso frío, como si el invierno nos pusiera a los juveniles. Si ingresa al final del partido, cerrando el día, podemos tener una máxima tan animada como la de hoy. Su entrada temprana plantearía desmejoras desde la mañana y un termómetro más mesurado. Hay chances de alguna lluvia cortita a la noche en un cierre con mucho nubarrón amenazante pero exiguas gotas

Miércoles: la metamorfosis

Casi en una performance de Kafka (de Franz, no de Guido) veremos cómo el miércoles se muestra como una pobre y fea oruga meteorológica, con mañana inestable, ventosa y fresca para luego sacar su mariposa interior de la mano de una tarde soleada con viento leve y 16°C de temperatura punta.

A pesar del arranque nublado se puede tener en cuenta al día para agendar actividad al aire libre o moverse por la ciudad sin maltrato del viento o la llovizna.

Tarde soleada con los Kinks

Generalmente cuando me obligan a elegir entre The Beatles y The Rolling Stones contesto "The Kinks!". Y que hoy tengamos una tarde de a ratos soleada me sirve de excusa para tomar la arbitraria y antojadiza decisión de programar su clásico "Sunny afternoon" para cerrar la columna.

Contemporáneos de los cuatro fantásticos de Liverpool pudieron superarlos en prestigio pero no en fama. Los Kinks se llevaron las loas de la crítica especializada, Lennon y Paul Mc Cartney admitieron que escribían mejor que ellos y gran parte del brit pop y el indie actual les debe todo a la banda de los hermanos Davies.

El éxito vino en 1964 de la mano de su tercer simple, "You really got me" que seguramente muchos conocieron de la mano de Van Halen. Ya eran crudos, cuatro años antes de "Helter Skelter". A partir de ese momento les esperaban una década dorada donde compartieron cartel con los mejores artistas del planeta. Algunos periodistas especializados cuentan que estuvieron un escalón abajo porque siempre se concentraron en escribir canciones y no jingles.

Su legado incluye "All day and all night" anticipándose diez años a los Sex Pistols , se pusieron místicos y sumaron sitar en "See my friends" muchos antes que Harrison incluyera ese mismo instrumento de la india en sus composiciones. Sus temas dieron lugar a muchas remakes:"Victoria" seguramente la escuchaste por The Fall, "Waterloo sunset" la conocés por Peter Gabriel y le debemos a David Bowie su rendición de "Where all the good times gone"

Los dejo con "Sunny afternoon", publicada en Mayo de 1966 en "Face to Face", su cuarto disco. A esta altura ya estaban más refinados y menos salvajes. Luego se volverían experimentales, para largar todo en 1996.

Eso es todo amigos! No vemos el jueves!

@JopoAngeli

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas