Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El dólar sorprendió tras las PASO y se desplomó a $ 17,40

En el segmento mayorista la divisa cedió 3,3% y cerró en $ 17,13; el Banco Central no intervino; hay expectativa por la renovación de Lebacs de mañana

Lunes 14 de agosto de 2017 • 16:02
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: Archivo

Ya el viernes el mercado especulaba con una buena elección de Cambiemos. Pero nadie preveía un resultado como el del ayer. Con la idea de que el Gobierno tiene garantizado el capital político para avanzar en reformas fundamentales para la economía, los inversores que hasta hace días salían despavoridos de las inversiones en pesos y se refugiaban en el dólar , hoy revirtieron su estrategia.

El tipo de cambio se desinfló a lo largo de la rueda 3,3%, y cerró a $ 17,13 en el circuito mayorista, donde operan los grandes bancos, mientras que las pizarras al público se ubicó en torno a los $ 17,40 para la venta.

"Es un valor muy bajo, creo que está bien acá", opinó el jefe de la mesa de un banco extranjero, que pidió no ser nombrado. "Si llegara a bajar mucho más, como a $ 16,50, creo que ahí se vuelve de nuevo atractivo para comprar", deslizó.

Ajeno a los movimientos del mercado, en los bancos señalan que, pese a la tendencia bajista, el pequeño inversor siguió demandando dólares. Aseguran que la presión a la baja no fue tanto por la venta de exportadores, vendedores naturales de divisas, sino más de inversores que se habían comprando para cubrirse de un resultado adverso para el Gobierno en las elecciones, y que hoy habían salido a vender para cubrir pérdidas.

Foto: Archivo

El Banco Central no intervino. Hubo algunos bancos que pusieron posturas fuertes en las pantallas y muchos interpretaron que podían ser del Banco Central, cosa que fue desmentida a LA NACION por altas fuentes de la entidad. "Hoy no estuvimos en el mercado. Un banco puso posiciones fuertes de venta y alguno seguro penso éramos nosotros, pero no estuvimos", confió la fuente. De todas formas, las reservas del BCRA cayeron porque se canceló un bono en moneda extranjera de la Provincia de Córdoba.

Tras perder US$ 1800 millones de reservas los días previos a las elecciones, en el BCRA pareciera haber vuelto la calma. Al menos, así lo interpretaron quienes vieron al mediodía a toda la cúpula de la entidad almorzando en el Convento en la calle Recoquista, frente al Central. En la mesa estaba el presidente, Federico Sturzenegger, acompañado por los directores, Lucas Llach y Demián Reidel; el gerente general, Mariano Flores Vidal; y el economista jefe, Andrés Neumayer.

"Eso sí- advirtió un operador-. Dentro de una semana te enterás que Cristina ganó las elecciones y puede haber algo de movimiento. Me arriesgo a que el dólar debería quedar acá", continuó.

Con todo, en este escenario, en la City ya pocos dudas de que el Central tenga inconvenientes mañana para renovar los $ 535.000 millones de letras -las Lebac- que le vencen. Lo que parecía una prueba de fuego antes de las elecciones, pasará sin sobresaltos. "Mañana vamos todos a Lebac -bromeó otro operador-. Con estas tasas de interés y el dólar ya sin demasiado recorrido alcista, son la mejor inversión".

Foto: Mauro Alfieri

Ayer, se mantuvieron firmes las tasas de interés de las Lebac en el mercado secundario. Se pagaba 28,75% por la Letra más corta. En los bancos las posturas están divididas con respecto a si el Central convalidará o no mañana tasas más altas, para adecuarlas a los precios que paga en el mercado secundario. Muchos creen que simplemente mantendrá las tasas de sus letras en los mismos niveles de la última licitación, con unos leves retoques. Desde el BCRA afirman que ellos no están operando la Lebac más corta, desde comienzos de agosto, en un intento de desactivar una operación de los bancos que la usaban para manejar su liquidez a lo largo del mes.

Pese a que el dólar ya no tiene la presión de las semanas previas, para el Central la tasa es la herramienta para contrarrestar la avanzada de la inflación. Y si bien los datos de julio sorprendieron por la positiva, siendo menores a lo que esperaba el mercado, todavía la inflación núcleo se mantiene elevada, en 1,7%, lo que es una preocupación para la autoridad monetaria. "La tenemos que bajar a 1% o 1,3% para entrar bien a 2018", dijo a LA NACION una alta fuente de la entidad.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas