Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El mercado reaccionó con euforia y se desplomó el dólar

El Merval trepó 4,19%, con acciones líderes que subieron hasta 14%; los títulos públicos cerraron con mejoras de hasta 2,5%; el billete minorista cayó más de 50 centavos

Martes 15 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

cerrar

Bonos y acciones festejaron ayer el resultado de las PASO. Por su parte, el dólar, luego de jornadas de una intensa presión cambiaria y fuerte intervención del Banco Central (BCRA) para mantenerlo a raya en torno de $ 18, se desinfló más de 50 centavos respecto del viernes.

Para el mercado, hay un antes y un después del domingo. Tras semanas de gran apatía, el principal indicador de la Bolsa porteña, el Merval, repuntó 4,19%, mientras que los bonos soberanos subieron hasta 2,5%. Y éste, aseguran los analistas, es recién el comienzo de lo que podría ser un nuevo recorrido alcista.

En tanto, la moneda estadounidense se desinfló a lo largo de la rueda 3,3% y cerró a $ 17,13 en el circuito mayorista, donde operan los grandes bancos, mientras que en las pizarras al público se ubicó en torno de los $ 17,47 para la venta.

"Pensamos que es un cambio histórico", dice Walter Stoeppelwerth, jefe de research de Balanz Capital. "Los bonos tienen mucho más potencial para comprimir spreads [o rendimiento, que se mueve en forma inversamente proporcional al precio] si uno piensa que Cambiemos tiene para seis años más", dijo.

En la City prácticamente no hubo activo que ayer no cerrara en terreno positivo. Muchos de los inversores que habían adoptado una posición de cautela comenzaron a rearmar estratégicamente sus carteras. En la Bolsa, las grandes ganadoras fueron las acciones de empresas de servicios públicos -los analistas creen que el Gobierno podrá ahora continuar con los ajustes de tarifas-, las de energía y las del sector bancario. Transener se disparó 14,04%; Transportadora de Gas del Sur, 11,26%; Banco Macro, 8,72%, y Transportadora de Gas del Norte, 8,17 por ciento.

"El mercado de acciones es muy chico, no cuesta mucho moverlo. La sensación es que las acciones quedaron baratas y los resultados de las empresas fueron excelentes -dice Stoeppelwerth-. Además, el crecimiento de la economía está sostenido."

"Esto vuelve a ser el piso", coincidió Cristian López, CEO de Consultatio Asset Management.

"La gente está recomponiendo portafolios, acá y afuera. Los precios que vimos hoy [por ayer] son el piso. Porque con el resultado de las elecciones ya el fantasma de receta populista empieza a despejarse."

El mercado de renta fija fue un claro exponente de ello. El bono a 100 años, el de más largo plazo de la Argentina, subió 1,80%. Los bonos más largos son algunos de los más demandados por los inversores, que especulan que estos títulos podrían tener un mayor recorrido alcista si se confirmara en octubre el mejor escenario político para el Gobierno.

Ya el viernes el mercado especulaba con una buena elección de Cambiemos. Pero nadie preveía un resultado como el del ayer. Con la idea de que el Gobierno tiene garantizado el capital político para avanzar en reformas fundamentales para la economía, los inversores que hasta hace días salían despavoridos de las inversiones en pesos y se refugiaban en el dólar ayer revirtieron su estrategia.

"Es un valor muy bajo, creo que está bien acá", opinó el jefe de la mesa de un banco extranjero, que pidió no ser nombrado. "Si llegara a bajar mucho más, como a $ 16,50, creo que ahí se vuelve de nuevo atractivo para comprar", deslizó.

Apenas abrió el mercado, el dólar comenzó a bajar en la City porteña
Apenas abrió el mercado, el dólar comenzó a bajar en la City porteña. Foto: DyN

Ajeno a los movimientos del mercado, en los bancos señalan que, pese a la tendencia bajista, el pequeño inversor siguió demandando dólares. Aseguran que la presión a la baja no fue tanto por la venta de exportadores, vendedores naturales de divisas, sino más de inversores que habían comprado para cubrirse de un resultado adverso para el Gobierno en las elecciones y que ayer habían salido a vender para cubrir pérdidas.

El Banco Central no intervino. Hubo algunos bancos que pusieron posturas fuertes en las pantallas y muchos interpretaron que podían ser del Central, cosa que fue desmentida a LA NACION por altas fuentes de la entidad. "Hoy no estuvimos en el mercado. Un banco puso posiciones fuertes de venta y alguno seguro pensó que éramos nosotros, pero no estuvimos", confió la fuente. De todas formas, las reservas del BCRA cayeron porque se canceló un bono en moneda extranjera de la Provincia de Córdoba.

Tranquilidad

Tras perder US$ 1800 millones de reservas los días previos a las elecciones, en el BCRA pareciera haber vuelto la calma. Al menos, así lo interpretaron quienes vieron a toda la cúpula de la entidad almorzando en el convento en la calle Reconquista, frente a la entidad monetaria. En la mesa estaba el presidente, Federico Sturzenegger, acompañado por los directores, Lucas Llach y Demián Reidel; el gerente general, Mariano Flores Vidal, y el economista jefe, Andrés Neumayer.

"Eso sí -advirtió un operador-. Dentro de una semana te enterás de que Cristina ganó las elecciones y puede haber algo de movimiento. Me arriesgo a que el dólar debería quedar acá", continuó.

Con todo, en este escenario, en la City ya pocos dudan de que el Banco Central tenga inconvenientes mañana para renovar los $ 535.000 millones de letras -las Lebac- que vencen.

Lo que parecía una prueba de fuego antes de las elecciones del domingo pasará sin sobresaltos.

Fuerte baja del riesgo país y de los seguros

La tasa de riesgo argentino se derrumbó ayer 5,86% al caer de 444 a 418 puntos, básicamente por las ganancias de hasta 3 dólares que se anotaron en el día los bonos de deuda más larga en el exterior. Es que los inversores creen que se despejaron las dudas sobre la gobernabilidad futura tras las PASO. La baja, que ya se había comenzado a insinuar el viernes al trascender las primeras encuestas que mencionaban la posibilidad del empate bonaerense (de 453 a 444 o 2%), más que duplicó el retroceso promedio del riesgo emergente en la jornada (cayó 2,3%, a 336 puntos) y devuelve este indicador al nivel que tenía a fin de junio, es decir, en los días previos a que se definieran las candidaturas para las elecciones de anteayer. Además el costo de tomar seguros (CDS) contra un posible impago argentino a 5 años se hundió de 331 a 313, su menor nivel en 7 semanas, según datos de HS Markit.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas