Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Después de los celulares con cámara doble ahora proponen usar tres sensores traseros

Es para facilitar el uso de realidad aumentada, y el registro en tres dimensiones, con la cámara, del entorno

Martes 15 de agosto de 2017 • 15:44
SEGUIR
LA NACION
0

Los smartphones con doble cámara principal llegaron con el inicio de la década de la mano de HTC y LG, y desde entonces hubo varios equipos en el mercado, pero su popularidad creció muchísimo en el último año, con la llegada del iPhone 7 Plus, el LG G5, el Huawei P9 y, la semana próxima, el Galaxy Note 8, entre muchos otros equipos; ya no es terreno de la altísima gama, sino que va apareciendo en modelos más modestos, incluyendo el Hyundai Ultra Live 2 que se vende en nuestro país.

Parte de ese impulso se debe a plataformas como Clear Sight, la plataforma de Qualcomm (el principal fabricante de procesadores y módems para dispositivos con Android) que simplifica la incorporación de esta tecnología y permite a cualquier fabricante sumar la doble cámara trasera a su diseño, combinando un sensor color y otro monocromático, como hizo popular Huawei con sus P9 y P10.

Qualcomm también permite el uso de una doble cámara con diferente distancia focal (al estilo del iPhone 7 Plus y -en teoría- el Galaxy Note 8); y ahora sumará, con la segunda versión de su plataforma Spectra, la detección de profundidad, sea pasiva -con dos cámaras, capaces de detectar cambios en el paralaje cuando se mueve la cámara- o activa, con tres sensores, gracias a que suma un sensor infrarrojo, que es el que agrega la información de distancia, y que permite que la computadora genere un mapa tridimensional en tiempo real.

El diseño de Qualcomm incluye un módulo frontal para detección de iris, y uno trasero doble o triple para registro 3D del ambiente
El diseño de Qualcomm incluye un módulo frontal para detección de iris, y uno trasero doble o triple para registro 3D del ambiente.

¿Qué permite esto? Reducir el costo de ofrecer una herramienta capaz de detectar su entorno con una precisión de 0,1 mm, algo clave para la realidad aumentada, donde un elemento digital se superpone en una pantalla al objeto o el ambiente real que está enfocando la cámara, y donde ese grado de precisión habilita su uso para juegos, operación de maquinaria en la industria, etcétera.

Spectra genera una imagen 3D en tiempo real de altísima precisión
Spectra genera una imagen 3D en tiempo real de altísima precisión.

¿No tiene algo así Apple, como demuestra ARkit, la herramienta que permite crear aplicaciones de realidad aumentada para iOS 11 en el iPhone/iPad, y que estará disponible en su versión final el mes próximo? Sí, pero funciona de otra forma, combinando la información que registra la cámara con la de otros elementos del teléfono (el acelerómetro y el giróscopo) para determinar la posición inicial del dispositivo, su movimiento, y cómo debería cambiar el aspecto de la figura digital según ese cambio. El sistema de Apple, además, no tiene registro 3D de los objetos físicos que está registrando la cámara: su objetivo es uno (ofrecer herramienta de realidad aumentada) mientras que Qualcomm juega a dos puntas: facilitar esto mismo, y también permitir la captura de información 3D con un dispositivo.

Como Qualcomm no puede definir qué otro hardware usará un fabricante de un dispositivo con Android, no puede lograr el mismo nivel de integración que Apple, por lo que tienen que apelar a otra técnica. Es, en rigor, una vuelta de tuerca a Tango, la plataforma de realidad aumentada de Google que debutó en 2014, pero que por ahora está limitada a un par de dispositivos de Lenovo y de Asus, y que aunque es técnicamente más poderosa (puede generar un mapa 3D de todo lo que está registrando la cámara) en la práctica requiere de sensores especiales que hacen que el hardware sea más costoso, por lo que su difusión ha sido muy limitada.

Para una descripción de cómo funcionan los diferentes sistemas de Apple, Google y otros puede consultarse este texto (en inglés) de Matt Miesnieks, un experto en el tema.

La apuesta de Qualcomm es bajarle el precio a este sistema con un diseño que requiere sólo las cámaras. Además, Spectra no es sólo para smartphones: la compañía también quiere integrar su herramienta en visores de realidad aumentada independientes (es decir, que no requieren de una computadora externa para funcionar; los HoloLens de Microsoft fueron los primeros en esto).

Por ahora, no obstante, los usuarios deberán esperar: es una tecnología que llegará recién el año próximo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas