Alejandro Parise: una herramienta para hacer del celular el mejor aliado del docente

Junto con María Agustina Ibáñez inventó Evaluados, que permite crear cuestionarios para que los alumnos los respondan desde el teléfono

Sofía Terrile
PARA LA NACION
Miércoles 16 de agosto de 2017

"Chicos, ¿entendieron?" La pregunta de los docentes se repite al final de todas las clases del país y las probabilidades de que la respuesta de los alumnos sea el silencio son altas. Para mejorar el feedback en las aulas, pensó Alejandro Parise (32), mejor buscar un aliado. Lo encontró en el celular, el histórico enemigo número uno de todos los que buscan la atención de sus interlocutores.

"A veces porque los alumnos piensan que pueden quedar expuestos, o porque los docentes sólo toman como referencia a unos pocos estudiantes, no se logra el feedback ideal", relata Parise. Inspirado en el juego Preguntados -la app argentina que tiene más de 200 millones de descargas en todo el mundo- inventó Evaluados, una herramienta que permite a los docentes crear cuestionarios en la Web para que sus alumnos respondan a través de una aplicación para el smartphone. De ese modo, los docentes verifican si los temas se entendieron o no. Además pueden formar comunidad y compartir las preguntas que crearon con colegas de todo el país.

Los pasos para utilizar la herramienta son simples: los docentes se registran en línea y obtienen un código de identificación para compartir los cuestionarios de opción múltiple con sus alumnos. Los alumnos descargan una app -personalizada para cada institución- y responden las preguntas. A medida que envían sus respuestas, se recopilan en gráficos que permiten al profesor ver qué conceptos no quedaron claros.

Evaluados fue pensada originalmente para universidades, aunque luego se extendió a escuelas secundarias. Entre sus clientes se encuentran la Universidad Siglo 21 y colegios privados en la Argentina, México y Bolivia. Actualmente Parise y su socia, María Agustina Ibáñez, continúan su expansión en Chile.

Ni los docentes ni los alumnos pagan por utilizar la herramienta. Cada institución que se suma obtiene su aplicación personalizada por $ 3500 y luego, según la cantidad de estudiantes que tenga, desembolsa una cuota mensual a medida. "En una primera etapa nos encontramos con docentes un tanto reticentes al uso de la tecnología, pero la nueva camada ya viene con la tecnología incorporada. El celular en clase es cada vez más común: en vez de prohibirlo, que es casi imposible, puede ayudar a tener una clase más interactiva y un mejor aprendizaje", resalta el ingeniero en Software. El proyecto nació a fines de 2015 con una inversión de casi $ 500.000. Cuando el emprendedor comenzaba a pensar Evaluados, descubrió la compañía estadounidense Nearpod, que permite a los docentes crear clases y cuestionarios para que los alumnos respondan con cualquier dispositivo. "Nosotros queríamos hacer algo que se adaptara más a la Argentina, donde lo más probable es que los chicos tengan smartphone", afirma Parise.

En 2018 proyecta facturar $ 1 millón. En el corto plazo planea continuar con su expansión por América latina y apuesta por mejorar la experiencia de Evaluados con contenidos inmersivos de realidad virtual.

Estudios: ingeniero en Software en la Universidad Siglo XXI

Empresa: Evaluados

Edad: 32 años

Con la mira puesta en mejorar el feedback en clase desarrolló una aplicación didáctica.

En esta nota:
Ver comentarios
Ir a la nota original