Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Pasión de sábado

Hoy y mañana sol y con más de 20°C. Sábado inestable, otra vez

Diego Angeli

SEGUIR
PARA LA NACION@Jopoangeli
Miércoles 16 de agosto de 2017 • 20:04
0
Ilustración Costhanzo
Ilustración Costhanzo.

Jueves: calma chicha

Para hoy nos espera una jornada agradable con arribo de aire templado que colocará el termómetro algunos escalones más arriba que ayer. La mañana despide al viento sur, con un nueve escenario de mínimas diferenciadas. En el GBA el amanecer puede marcar 3°C con posible desarrollo de neblinas mientras el área metropolitana se despereza con 7°C. Se espera una mañana a pleno sol y una tarde apenas más nubosa con una temperatura punta de 20°C.

¿Estamos ante un invierno sin ganas de trabajar o es una temperatura acorde al calendario? La máxima promedio del mes es 17.7°C, por lo tanto cualquier expresión térmica por encima de los 20°C puede considerarse una gentileza.

Viernes: estufa apagada

El aire cálido sigue recorriendo el estuario alentando a nuestro termómetro a ir por más y superar su performance del jueves. Pero el viento norte también traerá nubes, lo cual podría opacar el juego solar. Se estima una tarde entre parcial y totalmente cubierta de nubosidad alta pero los cirrus no suelen restar mucha luminosidad aunque oculten totalmente al sol. Temperatura límite de 21°C y nos vamos al sobre con 15°C en otro día robado a la estación más fría del año. A veces pienso que este invierno es Aranguren disfrazado.

Jaque al sábado

Si la primera impresión es la que cuenta, todos se decepcionarían con las primeras postales del fin de semana. Ya en las primeras horas del día un sistema de mal tiempo sobrevolará la ciudad y con probabilidad de precipitaciones. Existe la chance que aquellos que vuelvan tarde y los que se levanten muy temprano sean víctimas de algunos chaparrones. Luego la veleta vira al sur y el viento patagónico empieza a limpiar lentamente el cielo. Puede amanecer recién al mediodía si la mejora es muy gradual. Hacia la tarde recuperamos el pleno sol pero la máxima se desploma por la llegada de aire frío y se recorta en 16°C. Para aquellos que salgan los aguarda una noche con estrellas, viento fresco y una traza de mercurio posicionada en 9°C pero con una sensación térmica mucho más baja producto del chiflete. Recuerden que el sábado va de menos a más y por más que este marcado por las lluvias matinales puede entregar una tarde de sol.

Domingo: un sol para los chicos

Día del niño a pleno sol muestran las simulaciones dominicales. La jornada se perfila con poca nubosidad, viento leve y presión alta. Ahora el que se envalentona es el barómetro con tres días en alza a partir de hoy lo cual podría derivar en cielo despejado hasta la noche del martes. La temperatura sube un par de escalones y se acomoda en 18°C. Es un dia ideal para cualquier tipo de actividad al aire libre con los chicos, menos los barriletes. Eolo se toma el domingo y el aire apenas se mueve.

La tormenta verde

“Tormenta Verde” podría ser un buen título para una corrida financiera o para una banda de reggae. Pero es un fenómeno meteorológico donde curiosamente el color verde no está relacionado con la calma sino con un máximo grado de violencia. Dice el mito campestre que cuando el cielo toma una tonalidad verdosa es porque se acerca el granizo. Esa creencia tiene, en parte, sustento científico.

Lo primero que hay que entender es que la tormenta no es verde. Nosotros la vemos de ese color por diferentes motivos. Por eso hay tormentas severas que no presentan esa gama cromática verdinegra y superceldas que sí responden a ese tono pero no ofrecen granizo. Es un efecto óptico, la base del núcleo puede verse de diferentes tonos. Algunos son menos prudentes y directamente hablan de “la fase verde de la tormenta” como indicio de un evento de ira meteorológica.

Para entender esto tenemos que acordarnos del tutorial de los hielos azules. El hielo adentro esta compactado y presenta una densidad muy diferente al resto que lo recubre. Cuando la luz solar incide ciertas ondas se absorben en el camino y solo el azul llega a penetrar el hielo dándole esa coloración.

Con la nube es igual. Ciertos procesos convectivos producen nubes de desarrollo vertical que presenta un espesor de 14 kilómetros, la nube va desde el límite de la tropósfera hasta casi la superficie. En su espeso interior encontramos vapor, hielo, partículas de todo tipo que filtran la luz solar y producen un tono azul-verdoso. La base queda iluminada por los tonos más cálidos que entrega el horizonte y se completa el efecto. El aire que se interpone entre nosotros y la base de la tormenta también puede incidir en la coloración final. El ángulo de reflexión de la luz también puede ser determinante, una puesta de sol simultánea al evento favorecería el efecto.

Lo cierto es que en la antesala de varios desastres se vieron nubes verdosas. Es la figurita difícil de los cazadores de tormentas.

Eso es todo, amigos! Hasta la semana que viene!

@JopoAngeli

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas