Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una hipótesis que circula con insistencia

Jueves 17 de agosto de 2017
0

En su exposición ayer ante el Senado, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, expuso una hipótesis sobre la desaparición de Santiago Maldonado que, desde hace dos semanas, también circula con insistencia en la Patagonia.

Se trata de la última incursión violenta, atribuida a Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), a un puestero del grupo Benetton en Epuyén. El 21 de julio pasado, Evaristo Jones fue sorprendido en la madrugada por entre dos y cuatro personas encapuchadas que irrumpieron en su casa a punta de pistola.Para defenderse, Jones tomó su cuchillo y lanzó una estocada al aire que, según denunció a la policía, hirió a uno de los agresores. Si bien no pudo precisar la gravedad del corte, vio manchas de sangre en el piso y escuchó la recriminación de uno de ellos. Luego lo redujeron, le apuntaron con armas de fuego y más tarde lo trasladaron desnudo al interior de su auto, mientras el grupo incendiaba su puesto.

El Ministerio de Seguridad sospecha que entre los atacantes, que hablaban en mapuche, podría haber estado Maldonado. Ninguna dependencia sanitaria de la zona atendió ese día ni los siguientes heridas punzocortantes. Así, detrás de ese suceso aflora la sospecha de que el agresor podría haber muerto a causa de la herida y de que RAM hubiera transformado esa muerte en una desaparición forzada de persona por parte de la Gendarmería. El abogado Gastón Chillier, titular del CELS, cuestionó los dichos de la ministra. "Esa hipótesis expuesta por la ministra, quien debería investigar el accionar de la Gendarmería, muestra que está obstruyendo, desviando o confundiendo la investigación."

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas