Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Gritos, amenazas y denuncias en una mañana caliente en el Consejo

La decisión de suspender al juez Freiler desató un duro enfrentamiento entre macristas y kirchneristas

Jueves 17 de agosto de 2017 • 12:55
SEGUIR
LA NACION
0

El Consejo de la Magistratura ardió esta mañana. La tensión por el tratamiento de la acusación contra el camarista Eduardo Freiler se tradujo en gritos, acusaciones cruzadas y planteos sobre la legalidad del inicio del juicio político.

La tensión se respiraba en el edificio desde temprano, pero explotó cuando finalmente se votó el dictamen que suspendió a Freiler ante la ausencia del senador Mario Pais, que esperaba que la Corte Suprema (a 200 metros) le tomara juramento para participar de la sesión.

cerrar

El oficialismo espero en sus despachos hasta las 9.55. Habían suspendido una reunión de comisión para no perder ni un minuto. A las 10.02 comenzó el plenario. Juan Bautista Mahiques, representante del Ejecutivo, pidió inmediatamente cambiar el orden del día para votar el dictamen que acusa a Freiler por su enriquecimiento.

"¡Es un enchastre lo que hacen! Se están cargando a un juez con este plan orquestado, que es totamente ilegal. ¡Voy a denunciarlo ante la Justicia!", gritó el diputado Rodolfo Tahialde, el más férreo defensor de Freiler en el Consejo. "No hagan trampa, como hicieron el domingo", chicaneó. La tensión aumentaba.

Poco después entró a la sala el senador Ruperto Godoy, removido ayer por la Justicia. "Vení, vení, sentate", le hacía señas la senadora Virginia García. Godoy dudó, pero finalmente se sentó.

Agitado y sin corbata, tomó aire para lo que estaba por venir. García, la cuñada de Máximo Kirchner, entraba y salía de la sala a las corridas. Estaba en constante comunicación con Pais, que seguía esperando en la Corte, pudo reconstruir LA NACION.

Para ese momento, ya cerca de las 11, la Corte le comunicaba a Pais que le tomaría juramento después del mediodía. Llevaban dos horas de espera en Tribunales.

Cuando finalmente se sentó, la senadora lanzó: "El doctor Ricardo Lorenzetti nos dijo que el senador Godoy todavía forma parte del cuerpo hasta que se le tome juramento al senador Pais". "De ninguna manera. No fui notificada", respondió Adriana Donato.

Mahiques volvió a pedir "que se vote de una vez". Cuando se apagaba el micrófono le hacía señas para que se apure. Tahialde explotó. "Usted va a tener que ir a dar explicaciones a Comodoro Py". "¿Me esta amenazando diputado?", replicó Donato y le cerró el micrófono.

El diputado kirchnerista siguió, pero de viva voz. Fueron cinco minutos de chicanas y advertencias. Lo interrumpió su compañero Godoy. "¿Ni siquiera me va a dejar despedirme?", bromeó Godoy en el peor momento. "Tengo una orden judicial que cumplir. Se vota", avisó Donato. Leyó los cargos del dictamen y contó, uno por uno, los votos: "1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas