Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Análisis táctico: cómo hacen los Nº 10 para subsistir en tiempos de crisis

Los enlaces se mueven por diferentes sectores y aceptan otros lugares para adaptarse a las estrategias de los directores técnicos

Viernes 18 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Gallardo, DT de River
Gallardo, DT de River.

Marcelo Gallardo suele generar disparadores para el análisis. Ayer, el tema en cuestión, era el nuevo River, las características de De la Cruz, el rol de Pity Martínez , los enganches de hoy. Y, entonces, la pregunta fue: ¿Si hoy fueses todavía futbolista, de qué jugarías? La respuesta del Muñeco, ante la consulta de Ariel Senosiain en una entrevista con TyC Sports, fue: "Y. ¿sabés cómo me gustaría jugar al lado de un 5 tipo Ponzio, que me dé la pelota a mí y yo poder dársela a los de arriba. Hoy jugaría un poco más retrasado de lo que jugaba yo". La reflexión del entrenador apuntaba a la fricción con la que en la actualidad se juega en el fútbol argentino, la falta de espacios y cómo los Nº 10 deben reinventarse o reconvertirse en otros puestos para no darles referencias a sus marcadores. Por eso, según su visión, Martínez arranca por la derecha o por la izquierda, para luego tirarse al centro. Por eso ve en De la Cruz un futbolista con mayor pase y visión de juego que Pity, aunque ambos pueden desequilibrar con la gambeta.

Quizá por eso River juega con varios jugadores de buen pie (no es desde ahora), pero sin un 10 definido: Rojas, Nacho Fernández, Enzo Pérez y Pity Martínez, a quien -en esta nueva versión- Gallardo le pide que pise más el área para llegar al gol. Son pruebas. Nada definido. Ahora bien, a partir de la definición del Muñeco, que hoy en el fútbol argentino un 10 como él debería jugar más retrasado, ¿cuántos enganches prevalecen? ¿Cuántos se verán en la Superliga?

Así como se autoreubicaría Gallardo en el actual River, Guillermo Barros Schelotto hace lo propio con Edwin Cardona en Boca, donde arranca como extremo por la izquierda en un 4-3-3 para después cerrarse y tener el perfil listo para rematar o asistir. Hay varios casos más de Nº 10 reubicados: Lucas Wilchez va de mediapunta en el 4-4-1-1 de Arsenal, al igual que la Gata Fernández en Estudiantes o Matías Suárez en el 4-2-3-1 del Gallego Méndez en Belgrano; David Barbona va por los costados en el 4-4-2 de Atlético Tucumán; Jesús Dátolo parte como doble 5 en el 4-4-2 de Falcioni en Banfield, como Alexis Castro en el San Lorenzo de Aguirre, que suele utilizar un 4-1-4-1 en el que Romagnoli (más allá de haber ingresado ante Cipolletti) tiene poco lugar. Ezequiel Barco, en el Independiente de Holan, se ubica como volante/extremo por la izquierda dentro del 4-2-3-1. Gabriel Milito lo usaba por el centro y lo hacía arrancar más atrás, casi como un doble 5. Emanuel Reynoso, en Talleres, puede aparecer libre por el centro pero también como extremo derecho en el 4-3-3 de Kudelka. Di Lorenzo se mueve más retrasado en el 4-3-3 de Temperley y Almirón juega sin enganche, aunque en su 4-3-3 Román Martínez tiene alma de 10.

¿Los que se mantienen preferentemente por el centro? Gonzalo Castellani en Defensa y Justicia, en el que Vivas mantuvo el 3-4-1-2 que había heredado de Beccacece y Romero Gamarra en el 4-3-1-2 de Huracán: Alfaro lo está probando como clásico 10 o como volante por la izquierda. Unión sumó a Claudio Aquino para jugar por el centro en el 4-2-3-1 de Madelón.

Racing recuperó a Nicolás Oroz, de gran torneo con Chacarita, Argentinos repatrió a Leonardo Pisculichi y Newell's sumó a Brian Sarmiento. Si bien Diego Cocca reconoció sus características y las alternativas que le da un jugador así ("A Oroz lo vi bien y está con muchas ganas. Vi su progreso. No teníamos a nadie como él en el plantel", lo elogió), no arrancaría como titular. En la misma situación están Pérez García con Caruso Lombardi, en Tigre, y Matías Vargas -se recupera de una lesión- con De Felippe, en Vélez.

Cardona, que ya mostró gestos de crack en los amistosos preparatorios de Boca y el debut oficial ante Gimnasia y Tiro, por la Copa Argentina, arranca como una especie de extremo por la izquierda en un esquema 4-3-3, aunque desde donde mejor desequilibra es como enganche. Esta tendencia no es nueva, pero se mantiene. Como hubiese sucedido con Gallardo ahora, otros Nº 10 siguen reubicándose para sobrevivir y seguir haciendo diferencias en sus clubes.

Enganches

1| Pity, clave

El N° 10 más determinante en aporte de goles y asistencias en el torneo pasado fue Gonzalo Pity Martínez (River), con 7 y 10, respectivamente.

2| otra clase

Ricardo Centurión utilizó la 10 de Boca y fue una de las figuras del torneo, con 8 goles y 1 asistencia. Fue un wing que el Mellizo también utilizó por el centro.

3| sin esa figura

Los equipos que en la Superliga que se viene prescindirían del enganche son Olimpo, Patronato, Rosario Central, San Martín de San Juan, Colón, Gimnasia y Godoy Cruz.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas