Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tras ser denunciado en Facebook como abusador, fue atacado por una patota

El hombre fue agredido sexualmente y está grave; la Justicia no pudo demostrar la grave acusación de la ex esposa

Viernes 18 de agosto de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION

CÓRDOBA. Capilla del Monte, a 100 kilómetros de la capital provincial, está conmocionada por la reacción de un grupo de vecinos que torturó a un hombre al que su ex pareja denunció por el supuesto abuso de su hija, sin que se pudiese probar ese delito. La mujer quedó imputada por instigación al delito, mientras que la víctima del ataque grupal está en grave estado.

El fiscal que investiga la causa, Martín Bertone, confirmó que se busca al menos a tres hombres que serían los agresores; están acusados de "privación ilegítima de la libertad, lesiones graves agravadas por ensañamiento y número de personas, e incendio". Los atacantes no sólo abusaron sexualmente del hombre, sino que además quemaron su vivienda.

El hecho se produjo el domingo pasado, después de que la mujer -quien había radicado una denuncia por la presunta agresión a su hija- publicara en Facebook la foto de su ex pareja y lo acusara de ser un "abusador de niños que seguía suelto". Y agregó el nombre y la dirección de ese hombre, que rápidamente fue atacado en su casa.

Los agresores llegaron a la casa de G. F., tal como fue identificado judicialmente, donde lo golpearon hasta dejarlo casi inconsciente.

La víctima ya indefensa fue atada de pies y manos en un árbol. Allí le dieron un puntazo en el tórax y lo sometieron a vejaciones con una barra de hierro. Antes de irse incendiaron el lugar.

El hombre quedó internado en el hospital Domingo Funes, con dos lesiones graves. Quienes ingresaron en la vivienda manifestaron que actuaban en castigo de un abuso sexual.

Causas paralelas

G. F., de 53 años, fue pareja de la mujer, con quien tiene mellizos. Después de la separación, los problemas entre ellos continuaron y él fue acusado de abusar a su hijastra de 5 años. Bertone planteó que de los peritajes realizados a la niña no surgen elementos "incriminatorios suficientes" para acusar a Fernández. "No hay rastros de ningún tipo de abuso ni de traumatismo, por eso él no fue imputado", aclaró el fiscal. "Se tomaron medidas de restricción de acercamiento entendiendo que eran suficientes en función de las pruebas existentes".

Admitió que la mujer tiene "algunos elementos" para sospechar de que se podría haber producido el abuso. "La investigación continúa con los procedimientos habituales en estos casos."

De todos modos insistió en que los primeros informes técnicos por las pruebas realizadas sobre la niña tanto físicas como psicológicas no dan cuenta de que haya habido abuso. Respecto de la imputación a la madre, se debe a que instigó "a cometer delito por su publicación en la red social Facebook".

"La mamá subió la información a las redes sociales, puso su rostro, la ubicación del domicilio -agregó. Según el mismo Fernández refiere sufrió un «escrache» y fue agredido físicamente el domingo."

La mujer es de Buenos Aires, pero hace tiempo que reside en Capilla del Monte, en el valle de Punilla. Cuando contó la historia en su muro de la red social provocó a que algunos conocidos decidieran hacer justicia por mano propia.

Bertone investiga, en paralelo, tres causas: el presunto abuso sexual de la niña, la instigación de la madre a cometer delitos y la agresión que sufrió la víctima.

Te puede interesar