Ya sin "efecto PASO", el dólar sube

La divisa recobró en dos días la mitad de lo perdido entre lunes y martes

Javier Blanco
LA NACION
Viernes 18 de agosto de 2017

El dólar volvió a recuperar terreno en la plaza local al aumentar 0,85% promedio por segunda rueda consecutiva, insinuando que el denominado "efecto PASO" quedó diluido.

El precio para la venta de la divisa avanzó ayer 15 centavos (de $ 17,21 a 17,36 y de $ 17,47 a 17,62) en los segmentos mayorista y minorista, respectivamente. De esta manera avanzó más de 30 centavos en dos jornadas y rebotó 2,1% desde el punto de inflexión que mostró en la última parte de la rueda del martes (cuando el vendedor mayorista quedó a un pasito de perforar los $ 17), momento en el que el mercado pareció poner fin al abrupto rebalanceo para bajar posiciones dolarizadas que pasaron a ser juzgadas como "exageradas".

"En las dos semanas previas a las elecciones, los bancos compraron dólares, tensionando su posición de efectivo mínimo y recurriendo al desarme de pases pasivos (unos $ 24.500 millones) netos. El desarme posterior de parte de esas posiciones se vio entre lunes y martes, explicó en un informe la consultora LCG.

Tras ese reflujo, la plaza volvió a evidenciar un predominio de la demanda sobre la oferta que tiene que ver con las características del ciclo: la recuperación de la actividad hace crecer sostenidamente la compra de divisas por pagos de importaciones cuando las liquidaciones de los exportadores agrícolas caen porque, pese al récord de superficie sembrada, de toneladas cosechadas y hasta de saldo exportable con que cerrará la campaña 2017, no se traduce en ingresos por ventas por la caída en los precios de estas commodities.

La consultora Agritrend explica bien este fenómeno al mostrar que los 96 millones de toneladas producidos en soja, trigo y maíz (básicamente), y con destino a la exportación (marca récord) están valuados a precios de hoy en US$ 28.400 millones, mientras que los 76 millones exportables de 2011, por los precios vigentes en aquel entonces, aportaron casi US$ 33.000 millones.

Si se suman incentivos extras, como la prometida rebaja en retenciones a razón de un punto por bimestre desde 2018 para la soja, se entiende la tendencia de los productores a no liquidar a menos que el movimiento del dólar les compense en parte la desvalorización de sus cosechas.

Esto generó una plaza más sensibilizada a las versiones o los ingresos financieros. Por caso, Delphos Investment y Balanz Capital, en sendos informes, vincularon el rebote del dólar a una mayor demanda de coberturas ante rumores sobre un posible retiro de la candidatura de Florencio Randazzo.

Ver comentarios
Ir a la nota original