Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La destituida fiscal general de Venezuela Luisa Ortega Díaz huyó a Colombia

Arribó a Bogotá en un vuelo procedente de Aruba luego de huir de su país en lancha, informaron fuentes del gobierno colombiano

Viernes 18 de agosto de 2017 • 20:20
0
Luisa Ortega Díaz, ex fiscal general de Venezuela
Luisa Ortega Díaz, ex fiscal general de Venezuela. Foto: Archivo

CARACAS.- La ex fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, destituida por la Asamblea Nacional Constituyente del presidente Nicolás Maduro, arribó ayer a Bogotá en un vuelo procedente de Aruba luego de huir de su país en lancha, informaron fuentes del gobierno colombiano.

Esta situación se enmarca en que la asamblea, dominada por los aliados del presidente Maduro, asumió las competencias del Parlamento, de mayoría opositora, luego que su junta directiva no se presentó a supeditarse al cuerpo plenipotenciario.

cerrar

Los miembros de la junta directiva del Congreso habían advertido el jueves que no acudirían a la sesión por considerar que es "un poder de facto expresión de la naturaleza hegemónica que pretende perpetuar a Nicolás Maduro en el poder".

La constituyente ha sido criticada fuertemente por diversos gobiernos alrededor del mundo y le han pedido a Maduro que dé marcha atrás. Pero el mandatario socialista la ha defendido, asegurando que es la única forma de pacificar el país, inmerso en una crisis política y económica.

"La Asamblea Nacional Constituyente en ejercicio de sus poderes (...) decreta asumir las competencias para legislar sobre las materias dirigidas directamente a garantizar la preservación de la paz, la seguridad, el sistema socioeconómico financiero", se lee en el decreto aprobado por unanimidad.

"Considerando que la junta directiva de la Asamblea Nacional fue convocada (...) y no asistió en franco desconocimiento de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela", agregó.

En los últimos días, el resto de poderes públicos -incluido el propio Maduro- desfilaron por la asamblea constituyente para subordinarse a ella. El cuerpo, que funcionará hasta por dos años, reescribirá la carta magna del país.

Las primeras críticas a la medida se hicieron sentir desde la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Disolución fraudulenta de la Asamblea Nacional de Venezuela por la Asamblea Constituyente es profundización del golpe de Estado en Venezuela", escribió en su cuenta de Twitter el jefe de la OEA, Luis Almagro, quien luego sugirió una nueva reunión extraordinaria del Consejo Permanente de la organización para tratar la crisis.

El Mercosur también condenó la decisión de la constituyente de asumir las potestades del Parlamento y dijo que no reconoce la medida ni ninguna otra emanada de ese órgano.

"Los países fundadores del Mercosur condenan la decisión de la asamblea constituyente de usurpar las atribuciones de la Asamblea Nacional de Venezuela, que fue elegida democráticamente por la mayoría de los venezolanos y es la única y exclusiva titular del Poder Legislativo de ese país", dijo el Mercosur, de acuerdo a un comunicado de la cancillería de Brasil.

"Harakiri político"

A pesar de las críticas, la presidenta de la asamblea constituyente, Delcy Rodríguez, explicó que no se ha disuelto el Parlamento. "Lo que le estamos diciendo es: Señores trabajen, no les vamos a dar vacaciones, tienen que trabajar por el bien del pueblo de Venezuela", dijo la excanciller.

Aunque la Asamblea Nacional podrá seguir sesionando, la movida la mantendrá atada de manos como ha estado desde su elección en el 2015, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia dictaminara que se encuentra en "desacato" tras no haber removido a tres diputados acusados de comprar sus curules.

Desde que asumió a principios del 2016, el único poder en manos de la oposición no ha podido sancionar ni una ley.

"La Asamblea Nacional legítima es la que eligió el pueblo de Venezuela, lo que hace el régimen es harakiri político", dijo el diputado opositor Juan Guaidó.

Entre abril y julio, miles de venezolanos protestaron contra el Gobierno de Maduro por considerarlo un "dictador" y el gran responsable de la crisis reflejada en una inflación de tres dígitos, recesión económica y escasez de alimentos y medicinas.

El sucesor político del fallecido Hugo Chávez, por su parte, sostiene que las protestas, en medio de las que fallecieron más de 120 personas, sólo buscan desbancarlo.

Agencias Reuters y Télam

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas