Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las ventajas de contar con un parque industrial en la comunidad

Las centros urbanos que tienen predios logran captar inversiones, generan actividad y mitigan los problemas económicos

Lunes 21 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

En los últimos años el sector productivo nacional comenzó a experimentar un proceso de cambio interno que parece ir camino hacia una anhelada profesionalización de muchas de las empresas del área, las cuales comenzaron a trabajar en diferentes procesos de intercambios de experiencias que se reflejan por ejemplo en la creación de Red Parques, una entidad que nuclea a los parques industriales de Buenos Aires.

El organismo sin fines de lucro que nació en 2014 casi como una respuesta a las necesidades del sector que en los últimos años viene registrando un proceso de crecimiento y que reclamaba acciones específicas para los empresarios y emprendedores del rubro. "Cuando nos reunimos, hace un tiempo, un grupo de diferentes actores del sector productivo entendimos que los parques eran una tipología inmobiliaria que estaban en pleno desarrollo y que los empresarios carecían de información que les permitiera vincularse con ellos. Fue por eso que ideamos un espacio el cual sirviese para generar actividades en conjunto, espacios de reflexión y de aprendizaje", comenta Martín Rappalini, titular de Alberdi Desarrollos y de Red Parques.

El empresario agrega que una de las principales funciones es concientizar tanto a empresarios como a funcionarios, locales, provinciales y nacionales de la importancia de estos espacios no sólo por cuestiones económicas sino también de seguridad para toda la comunidad. Los parques industriales, además, facilitan la operatoria diaria de las empresas y preservan los espacios residenciales de la dinámica industrial. Hay un ahorro muy importante en la inversión de la infraestructura base -gas, energía y redes-, brindan seguridad física e industrial, exenciones impositivas y servicios varios, como bancos. También existen programas de financiamiento para capacitación, tecnología y cuidado del medioambiente de las empresas que están radicadas o quieren mudarse a parques industriales".

Para Rappalini el tema de la seguridad no es una cuestión menor. "Cuando las empresas concentran sus actividades en espacios de este tipo se reduce el riesgo de accidentes, dado que es muy inseguro tener compañías que se dediquen a temas de carga y de descargas de elementos pesados en la vía pública. Hace un tiempo una de las firmas que luego se radicó en uno de nuestros parques había tenido la desgracia de que durante una de las jornadas laborales se le había caído una bobina sobre dos niños en plena vía pública. Ese accidente no sólo significó para ellos un momento doloroso e imborrable sino que además hubiese podido ser evitable de haber estado radicado en un parque industrial".

Para el titular de la red este tipo de predios hoy son fundamentales en toda comunidad: "Si cada lugar cuenta con espacios para ir a rezar o hacer deportes, centros educativos y sanitarios no puede ser que no tengan entre su infraestructura básica un parque industrial, esta es una zona productiva que no sólo sirve para organizar el diseño urbano, captar inversiones sino también para ayudar a la baja de la pobreza de la región", dice Rappalini.

Entre los modelos públicos y privados

En las zonas más próximas a la ciudad de Buenos Aires la mayoría de los parques industriales existentes son privados y responden a la visión comercial de determinados inversores, pero la realidad cambia a medida que las distancias con el centro porteño comienza a multiplicarse. "A medida que nos alejamos de la Capital Federal la mayoría de los parques son públicos. Estos pueden darse el lujo de hacer una gran inversión y esperar más tiempo para su consolidación sin estar tan pendiente de la radicación de las empresas. Un caso emblemático es el de Tres Arroyos, que en 1975 creó su parque industrial público y que, en cuatro décadas, logró la radicación de más de 40 empresas que cambiaron la dinámica del municipio, generando empleo directo e indirecto para más de 3150 personas. Esto hubiese resultado imposible en un proyecto privado dado que cuentan con menos espalda comercial para esperar el éxito del lugar", afirma.

Según los especialistas, la Argentina poco a poco comienza a estar más cerca del modelo de parques europeos. "Una nueva tendencia que se empezó a observar en algunos espacios locales, de la mano de determinados inversores, es el área de incubación, un sector de dimensiones menores -una suerte de subloteo que no supera los 400 metros cuadrados- dedicado a nuevos emprendedores que buscan dar sus primeros pasos en el mundo productivo. Cuando a estos empresarios, en la mayoría de los casos jóvenes, les va bien están aptos para hacer su salto a sectores de mayores dimensiones, los cuales les proponen mayores desafíos. Es decir la principal función de los sectores de incubación es facilitar el estímulo y el proceso de crecimiento de los nuevos actores", explica el titular de Alberdi Desarrollo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas