Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Familiares: tío y sobrino nieto, con igual destino

Sábado 19 de agosto de 2017
0

Francisco López Rodríguez, un granadino de 57 años que se había radicado en Barcelona en busca de trabajo, volvía anteayer por La Rambla con su mujer, Roser (una de las heridas graves); una sobrina de ella y sus dos hijos, tras dar un paseo por el puerto, cuando fueron víctimas de la masacre.

Además de López, también murió su sobrino nieto de 3 años que, según el relato de un familiar, en el momento de la estampida que sucedió al ataque, cayó del carrito en el que lo llevaban y se golpeó la cabeza.

Francisco era tornero fresador y había cambiado de empresas en varias ocasiones. Estuvo desempleado algunos años por la crisis, pero desde 2012, cuando se radicó en Barcelona, no le faltaba el trabajo. Estaba casado con Roser, que desde muy joven trabaja como empleada en una carnicería. El matrimonio tiene dos hijos y una hija.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas