Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Comenzaron el proceso para la pacificación de la villa 20

Fue desarticulada una banda que dominaba un asentamiento en la zona sur de la ciudad; uno de los búnkeres de venta de droga será utilizado por el gobierno porteño para asistencia social

Sábado 19 de agosto de 2017
0
Las autoridades nacionales y porteñas presentaron ayer el operativo policial en la villa 20
Las autoridades nacionales y porteñas presentaron ayer el operativo policial en la villa 20. Foto: Ministerio de Seguridad

En los últimos meses, el Gobierno concretó ingresos tan fuertes como simbólicos en los territorios narcos de las villas 31 y 1-11-14. Golpear a las bandas y, al mismo tiempo, exhibir que no hay zonas vedadas para el Estado forman parte de la estrategia de recuperación de lugares copados por organizaciones criminales. El operativo se repitió ayer en la villa 20, en Villa Lugano. Y como forma de dejar testimonio de un cambio, se decidió que uno de los búnkeres narco detectados allí sea convertido en una dependencia oficial de tareas sociales.

Antes del ingreso de las autoridades nacionales y porteñas, la Policía Federal desarrolló una serie de allanamientos para desarticular a un clan narco que se había hecho fuerte en esa zona. Fueron detenidos 20 integrantes de esa banda criminal, que tenía como negocio central la venta de paco. El Ministerio de Seguridad informó que se decomisaron más de 20.000 dosis de esa sustancia, además de 20 kilogramos de marihuana.

"Desbaratamos una de las bandas más peligrosas, más violentas, que tenía a este barrio totalmente sometido", dijo la ministra Patricia Bullrich al presentar en la villa 20 el resultado de los procedimientos.

La funcionaria aseguró que ese grupo no sólo comercializaba estupefacientes, sino que estaba vinculado con secuestros exprés, robos y extorsiones a los vecinos de ese asentamiento de la zona sur de la ciudad de Buenos Aires.

Conocido como el clan Los Gula, esa organización se ajustaba a los parámetros que definen a las bandas de narcomenudo en la Argentina: estructuras vinculadas por lazos de sangre y conocimiento barrial.

"Podemos decirle al barrio 20 que esta banda no va a seguir generando esos niveles de violencia, sometimiento y acoso que generaba sobre la sociedad; no va a seguir haciendo secuestros exprés ni vendiendo droga, ni extorsionando a todos lo que viven acá", manifestó la ministra de Seguridad.

Para las autoridades, ese clan buscaba expandirse fuera de la villa 20 y ya había participado en el robo a bandas rivales de cargamentos de droga. El Gobierno procuró intervenir antes que esa disputa territorial por el control del negocio narco en la zona sur de la ciudad derivase en muertes, tal como fue observado en otros lugares.

"El operativo fue hecho con una investigación minuciosa, un trabajo de inteligencia criminal de primer orden de la Policía Federal Argentina, que durante muchos meses llevó adelante una labor muy sigilosa en el barrio", agregó Bullrich.

Parte de ese clan narco había sido detenida en 2013, pero en los últimos meses el grupo se había reforzado al recuperar la libertad varios de sus miembros. Además de los puestos de venta de drogas, el grupo habría instalado una cocina de cocaína en la villa 20.

"Liberamos a la gente del barrio de una banda que la tenía amenazada", señaló el jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta. Y agregó: "Esto ayuda en el proceso de integración del barrio 20 a la ciudad".

Simbolismo

Tras un acuerdo con la Justicia, el gobierno porteño se hará cargo allí de al menos uno de los puestos de venta de droga. La intención oficial es instalar un local que preste asistencia a los vecinos en temas sociales.

Tanto las autoridades porteñas como sus pares bonaerenses pusieron especial atención al significado que tienen en los barrios los llamados búnkeres. Alrededor de esos lugares se construye un imaginario de poder que convence finalmente a muchos menores. Esos chicos se transforman en los "soldaditos" narcos, iniciándose en la colaboración de la vigilancia del puesto de venta de droga para crecer luego en la escala de violencia. Por eso se busca quebrar ese nuevo tótem de cada zona narco al tomar posesión el Estado de esos lugares emblemáticos para las bandas criminales.

En el conurbano fueron derribados este año más de treinta búnkeres en diferentes asentamientos.

"Buscamos la presencia del Estado en el barrio porque es algo muy importante. Esta especie de aguantadero que tenía la banda quedará en manos de la Ciudad y le daremos un destino social para recuperarlo", aseguró Rodríguez Larreta.

Un proceso similar se desarrolló en la villa 31, en el barrio de Retiro. Allí se inauguró un centro de acceso a la Justicia en uno de los puntos de venta de drogas desarticulados. También se inauguró allí un centro de desarrollo laboral en un galpón que una banda narco utilizaba para acopiar armas.

Las autoridades nacionales, por su parte, afirman que logró disminuirse la tasa de homicidios en la ciudad de Buenos Aires al focalizarse la acción policial en los asentamientos que tenían los más altos niveles de asesinatos.

Para la ministra Bullrich, con la desarticulación del clan de la villa 20 puede iniciarse allí un proceso similar al realizado en la villa 31.

Golpe contra el narcomenudeo

20

Detenidos

El clan narco conocido como Los Gula dominaba la villa 20. Las autoridades señalaron la peligrosidad de esa banda criminal, que además de comercializar drogas participaba de secuestros exprés.

20.000

Dosis de paco

La organización de narcomenudeo había instalado en la villa 20 una cocina de cocaína. Robaban cargamentos a bandas rivales.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas