Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mejor en los números que en el juego: River avanzó en la Copa Argentina con una goleada sobre Instituto

Lucas Alario, Enzo Pérez, Jonatan Maidana y el colombiano Santos Borré anotaron en Mar del Plata; descontó Olego; en el equipo de Gallardo fue expulsado Pity Martínez

Lunes 21 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
  |  
River PlateRiver Plate

-

P
InstitutoInstituto

-

P
0

Alario se abraza con Scocco y se suma Moreira al festejo
Alario se abraza con Scocco y se suma Moreira al festejo. Foto: FotoBAIRES

MAR DEL PLATA.- Unas horas antes, la sorpresiva victoria de Deportivo Morón sobre San Lorenzo le había puesto un condimento extra a una noche ya de por sí fría. Es que la Copa Argentina enfrenta a poderosos contra débiles, pero los iguala desde las posibilidades no bien empieza a rodar la pelota. Porque claramente el favorito era River, por ser uno de los equipos más fuertes del país, pero también por el contexto poco favorable de Instituto, equipo de la B Nacional que llegó al encuentro casi sin hacer la pretemporada y limitado en el uso de los refuerzos. Aunque le terminó costando más de la cuenta. River sufrió bastante en el desarrollo, pero marcó la diferencia de categoría con los golazos de Alario, Enzo Pérez y Maidana (también se anotó en la red Santos Borré) y así, con el 4-1, el campeón del título ganado en 2016, jugará ahora por los octavos de final con el ganador de Defensa y Justicia-Temperley, que se medirán este lunes.

A los 6 minutos se vio la primera foto que dejó en evidencia las ventajas entre la preparación de unos y otros. Castelli presionó bien a Ponzio desde atrás y terminó atacando directo a Lux, pero el delantero de Instituto se demoró en la resolución, en la gambeta y el posterior remate, y así posibilitó que se reagrupara toda la defensa millonaria. Hubo, desde el principio, una diferencia de velocidades, de potencia física que River mostró en cada ataque, en cada presión alta y en cada retroceso. Así fue que la primera situación de riesgo la consiguió a los 50 segundos, con un cabezazo de Alario que se fue muy cerca del palo derecho de Hoyos. Pero en su afán de ir, cometió algunos errores no forzados en los pases que derivaron en contraataques peligrosos de Instituto.

Gallardo confirmó lo que había ensayado un día antes con los cambios de Carlos Auzqui y Nacho Scocco por Ariel Rojas y Enzo Pérez. Distintas características, más velocidad y explosión (en el caso del primero) y una mayor cuota ofensiva (en caso del segundo). Si bien el Muñeco ya dio muestras de no atarse a ningún esquema ni garantizarle la titularidad a ningún futbolista, venía probando hasta aquí con un sistema con cinco volantes, con Ponzio más retrasado y juntando a Pity Martínez con Nacho Fernández, Rojas y Pérez para el desequilibrio en campo rival. Pero Auzqui no influyó en el juego y Scocco participó poco.

El equipo cordobés fue puro empuje y garra, trató de nivelar con corazón las diferencias de jerarquía. Y, por momentos, sacó a relucir su temple cuando presionó sobre la zona de Ponzio. Así, jugando con una línea de 5 en el fondo pero saliendo rápido de contraataque, se aproximó dos veces más. La primera con un zurdazo de Goicoechea que se fue apenas alto y luego con un remate de Castelli que controló Lux.

Si para muchos el punto de inflexión había sido la expulsión de Pity Martínez (le dio un pisotón de atrás a Mainero, que antes lo había castigado con un par de infracciones), terminó siendo el golazo de Alario, también en el primer tiempo, tras un centro atrás de Nacho Fernández. El Nº 9 rompió así con el maleficio del gol, ya que hacía 10 partidos (932 minutos) que no podía convertir. Para no ser menos, Enzo Pérez se sumó con otro golazo al ángulo superior derecho de Hoyos y Maidana con otro de palomita, tras un córner de Rojas. Olego había descontado para Instituto, aprovechando otro error defensivo del ala izquierda millonaria. Y Santos Borré completó el 4-1 de contraataque.

La diferencia de categoría se explicó también en las chances de sus puntas: mientras a Alario le alcanzó para resolver con clase una sola vez; a Castelli, el centrodelantero de Instituto, le faltó justeza para definir en al menos una de las cuatro chances de gol claras que contó en la noche marplatense.

El gol de Alario para el 1-0

Enzo Pérez anotó el 2-0

Descontó Franco Olego

El 3-1: Maidana, de cabeza

Santos Borré, el 4-1 definitivo

Las formaciones

River: Germán Lux; Jorge Moreira, Jonatan Maidana, Javier Pinola y Milton Casco; Carlos Daniel Auzqui (31ST, Rafael Santos Borré), Leonardo Ponzio, Ignacio Fernández (31ST, Ariel Rojas) y Gonzalo Martínez; Ignacio Scocco (18ST, Enzo Pérez) y Lucas Alario. DT: Marcelo Gallardo.

Instituto: Lucas Hoyos; Nahir Ezequiel Bonacorso, Alan Aguirre, Facundo Agüero y Esteban Alberto Goicoechea; Guido Mainero (25ST, Leandro Vella), Eloy Roige (10ST, Ezequiel Videla), Ignacio Antonio y Emiliano Andrizzi (10ST, Franco Olego); Javier Fernández y Facundo Castelli. DT: Gabriel Gómez.

Árbitro: Jorge Baliño.

Estadio: José María Minella, Mar del Plata

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas