Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Bajos Instintos, el descruce de piernas y la moda del bottomless

Este lunes 21 de agosto se cumplieron 25 años del estreno de Bajos Instintos, la película que consagró a Sharon Stone como símbolo sexual de los años 90

Martes 22 de agosto de 2017 • 11:30
SEGUIR
LA NACION
0

Para aquellos optimistas que siempre le encuentran algún rasgo interesante a esas películas semimalas, este lunes 21 de agosto se cumplieron 25 años del estreno de Instinto Básico (o Bajos Instintos) el filme de Paul Verhoeven que en los años 90 elevó a la espléndida Sharon Stone a la categoría de mito sexual. Y todo por aquel famoso descruce de piernas en el que la cámara logra captar que la blonda actriz, o mejor dicho el personaje, no lleva ropa interior bajo la falda. La peli estaba destinada a ser una policial del montón de no haber contado con semejante momento, que desató ríos de tinta y baba.

Días pasados y a propósito del aniversario, Stone (está regia a los 59 años, y después de haber sufrido algunos reveses de salud) compartió en su cuenta de Twitter un video del casting que grabó en aquella ocasión para quedarse con el papel de la pérfida Catherine Tramell, una escritora bisexual y asesina en serie que enamora al inspector Michael Douglas (¿no fue después de esta película que se volvió adicto al sexo?). El vídeo fue compartido por más de 2000 personas, pero si esos fans tenían ilusiones,sepan que ahí apenas se aprecia a una entonces joven actriz mirando fijo a la cámara y fumando mientras habla con el director, quizá ignorando que aquellas postales memorables serían registradas sin su consentimiento, según confesó en una entrevista reciente.

Hay varias versiones sobre la trastienda de la escena. Hay quienes dicen que ella estaba avisada y encantada con la situación, pero según Stone, cuando se terminó de rodar y analizó el plano con el director, no había de qué preocuparse. "Iba a ser una insinuación, pero [Verhoeven] me dijo: 'Se puede ver el blanco de tu ropa interior, necesito que te la quites'. Él me aseguró que no se vería nada. Así que me quité la ropa interior y se la metí en el bolsillo de la camisa. En aquella época no existía la alta definición, así que realmente no se veía nada", recuerda. Pero el día del estreno, estando sentada en la butaca del cine, lo que apareció en primer plano fue el detalle de sus genitales. "Me quedé en estado de shock. Al terminar me levanté, me acerqué a y le di una bofetada" contó en aquella entrevista.

La verdad no la sabremos nunca, pues los mitos nacen del automarketing, lo que si es cierto es que aquel gesto letal desató una moda, como cuando Nueve Semanas y Media reivindicó el arte del streap tease. Después de Instinto Básico, muchas celebridades y mujeres de todo el planeta empezaron a cultivar el bottomless o la costumbre de no usar bombacha en ocasiones especiales, o nunca. Hoy es común ver en las red carpet a alguna diva ostentando los beneficios de la depilación con láser. Como recurso para una cita es muy válido, pues el autoerotismo genera seguridad y confianza, y hacerle saber al otro que vamos listas para la guerra, eleva la experiencia. Claro, siempre que sea con falda. Los pantalones no son recomendables, pues el look "camel toe" puede causar el efecto contrario.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas