Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un estudio pensado con perspectiva de género

La encuesta surgió para visibilizar tareas ocultas realizadas por mujeres

Domingo 20 de agosto de 2017
0

Las encuestas para medir el uso del tiempo, como la llevada a cabo por el Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires (Cesba) se realizan a nivel global. Surgieron hace más de 25 años impulsadas por movimientos feministas para analizar las tareas que hacen las mujeres y que permanecían ocultas, como el cuidado de niños y ancianos o los trabajos domésticos.

La ley 1168, promulgada en diciembre de 2003, obligaba al Poder Ejecutivo porteño a "llevar a cabo en forma sistemática y periódica una encuesta que permita cuantificar el aporte económico desarrollado por las amas de casa", según el artículo 1°. Sin embargo, el último muestreo se realizó en 2014.

"Reconocer el trabajo doméstico fue el primer paso porque comenzó a ser considerada una actividad en blanco", opinó Federico Saravia, presidente del Cesba. A pesar de que la perspectiva de género se va revirtiendo lentamente, el estudio arrojó muchas conclusiones vinculadas directamente a la mujeres. Por ejemplo, que el día de las mujeres es más largo que el de los hombres, es decir, que las mujeres condensan en 24 horas actividades por un total de 30 horas y 26 minutos, mientras que en el caso de los hombres esa cifra se reduce a 28 h 44 min. Los resultados son mayores a las 24 horas del día porque se analiza la multiplicidad de tareas que se realizan en forma simultánea.

Otro dato saliente de la encuesta, realizada por la consultora Aresco sobre 2246 casos, es que las mujeres dedican, en promedio, casi dos horas diarias más que los hombres a tareas domésticas como barrer, limpiar, cocinar u ordenar el hogar. Mientras que los hombres suman 2 horas 37 minutos diarios, las mujeres 4 horas 26 minutos.

"El trabajo no remunerado incluye actividades que requieren del esfuerzo físico y mental de las personas, pero que no son intercambiadas por dinero, entre ellas limpiar la casa, cocinar, ordenar, hacer compras cuidar niños y/o ancianos", explica el documento. El último de los rubros es más realizado por mujeres, que dedican 3 horas 44 minutos diarios a eso, que por hombres, con 3 horas 13 minutos.

En contrapartida o a consecuencia de las conclusiones anteriores, el estudio indica que "las mujeres encuestadas tuvieron menor inserción en el mercado laboral formal". En promedio dedican 3 horas 52 minutos diarios a actividades laborales pagas, contra las 4 horas 44 minutos de los hombres. "Si se deja de lado al sector denominado inactivo y sólo consideramos la población que actualmente trabaja, esa distinción entre géneros se diluye, lo que ilustra el desproporcionado peso de las mujeres en la población inactiva", explica el informe.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas