Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

URBA Top 12: Belgrano marcó la diferencia desde el poder de su scrum

El campeón vigente le dio un tremendo golpe a CUBA, el mejor del actual torneo; fue triunfo 36-15 con bonus incluido para los locales

Domingo 20 de agosto de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Belgrano se impuso a CUBA
Belgrano se impuso a CUBA. Foto: Mauro Alfieri

De un extremo a otro en 80 minutos. Arrinconado contra su ingoal, CUBA defendió con una fiereza en el tackle que provocó los murmullos del público; una pelota que quedó boyando y Federico Miranda se corrió toda la cancha para el try de Nicolás Elewaut. Arrinconado contra su ingoal, Belgrano Athletic resistió con una defensa que terminó con los de Villa de Mayo rindiéndose ante la solidez de su rival. En Virrey del Pino, el campeón vigente de la URBA le dio un tremendo golpe al mejor equipo en lo que va de la temporada. Un triunfo por 36-15 con bonus incluido que tuvo al scrum como el factor que inclinó la balanza del partido.

"Es el más regular del Top 12 y era un desafío para nosotros", soltó Francisco Ferronato, primera línea y autor de uno de los cinco tries del Marrón. El impresionante andar de CUBA en el torneo, con 11 triunfos en 14 partidos y 10 puntos de ventaja sobre su escolta, lo convirtió en el equipo a vencer fecha a fecha. En Belgrano aún estaban con la sangre en el ojo por aquella dolorosa derrota en la primera ronda en Villa de Mayo, por 37 a 22. "En la ida nos habían metido como 40 puntos y esta vez tuvimos más hambre que CUBA", dijo Francisco Gorrisen, tercera línea y subcapitán. Este partido tiene sabor a desquite, sin dudas.

Aquel arranque intenso del puntero se fue diluyendo a medida que Belgrano se fue acomodando. Si bien CUBA estuvo adelante hasta fines del primer tiempo, gracias a un try de maul (Santiago Tsin) y un penal de Santiago Viacava, nunca terminó de hacer diferencias reales. Mientras, Belgrano vulneró con una buena entrada de Matías Masera por el centro de la cancha y se puso a un punto con el line y maul, su fórmula predilecta.

Si los dos tienen en común que se hacen fuertes a partir de la defensa, el scrum hizo la diferencia. En la última jugada del primer tiempo, cuando el pack marrón provocó el try-penal que le permitió pasar al frente. Y resolvió el partido en la segunda etapa: CUBA ya estaba con uno menos (Ávalos), Belgrano forzó dos amarillas al pilar izquierdo (Facundo Aguirre) y a su cambio temporario (Matías Ponti); dejaron al visitante con 12 hombres en la cancha y sin disputa en la formación. Demasiada ventaja que fue capitalizada con los tries de Francisco Cubelli y Tomás Gorrisen. Para Ferronato, parte del plantel de Argentina XV en las últimas convocatorias, es el termómetro de los delanteros: "Cuando nos va bien, el pack está con la flechita para arriba".

Esta batalla -que siempre es un partido aparte- entre dos de los mejores scrum del país expuso otra vez las dificultades que vienen teniendo los árbitros a la hora de sancionar la formación, a pesar de las modificaciones preventivas que introdujo la Unión Argentina de Rugby. Cuatro de las siete amarillas que sacó Pablo Deluca fueron por infracciones en el scrum. Además, buena parte del segundo tiempo entró en un bache debido a los constantes reseteos: que el match haya terminado 10 minutos más tarde del resto de los partidos de la fecha lo dejó de manifiesto.

"Nosotros tenemos una convicción con el scrum que más allá del metro y medio o hooking obligatorio, vamos a seguir empujando cualquiera sea el equipo que esté en frente. Tenemos que dejar de hablar de ese tema porque nos enroscamos mucho", afirmó Ferronato. "Lo bueno es que CUBA es un equipo que también lo disputa, es un equipo leal y, por suerte, le pudimos sacarle provecho", agregó Gorrisen. Para Francisco Cubelli, su capitán, el scrum es sólo un atributo dentro del equipo: "Belgrano tiene juego y sabe jugar. Tenemos buenos jugadores en todas las líneas".

Justamente, en Virrey del Pino empiezan a sepultar el campeonato que puso fin a 48 años sin levantar un título. "El equipo arrancó el año relajado. Fue un logro muy importante en la historia del club, pero nos jugó una mala pasada. Sabemos el potencial que tiene este plantel y nos propusimos dejar la camiseta del club bien arriba. Lo del año pasado ya es historia", sostuvo Cubelli. "La idea es ir de menor a mayor. Queremos parecernos a ese equipo que fuimos el año pasado", deseó Ferronato, tryman en esa temporada histórica.

El triunfo con bonus no modificó las posiciones, pero sí achicó la brecha entre CUBA (52) y el resto. A falta de ocho fechas, Belgrano se mantiene quinto con 40 unidades, a una de Pucará y Alumni y a dos del SIC, el escolta. En segundo plano queda lo numérico: Belgrano sumó algo mucho más importante. Lo dejan en claro las palabras de Cubelli: "Necesitábamos un partido así para volver a ganar confianza". El campeón está vivo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas