Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Boca, River... Que no siempre el grande se coma al chico

Lunes 21 de agosto de 2017
0

El lanzamiento de la Superliga no tuvo un efecto inspirador para los clubes. Al menos para la mayoría. Lo que supuso un avance en la profesionalización, la organización y la programación lejos estuvo de dar señales concretas. De hecho hubo retoques en una primera fecha que ya se había difundido oficialmente. Ni que hablar del fixture que había trascendido off the record. Programación y seriedad serán ahora dos palabras muy buscadas.

¿River estuvo mal por respetar a la organización y enfrentarse con Instituto? No. Sabido es que todos quieren sacar ventajas, incluso Marcelo Gallardo. No sólo porque se enfrentó con un rival diezmado, sino porque se sacó un partido de encima en medio de un calendario ajustadísimo. Lo que estará mal, en todo caso, será si a partir de ahora no respeta la agenda a rajatabla, como ya no lo hizo hasta hace muy poco. Ahí vale recordar el partido de las mil fechas ante Atlético Tucumán, sin nombrar otros casos en la Copa Argentina, por ejemplo. ¿Guillermo Barros Schelotto es un santo porque no quiso ser "desleal" con Guillermo Brown? Claro que no. Si alguien sabe actuar al límite y valerse de cara vericueto -deportivo o de escritorio- es el Mellizo. El equipo de Puerto Madryn tampoco estaba listo para el duelo, pero Boca sí aceptó pasar el partido para más adelante. Los xeneizes no tienen competencia internacional por delante y para ellos lo mejor es llegar descansados al comienzo del torneo doméstico. Que no se dude: detrás de cada gesto hay una actitud interesada. Y la habrá hasta que el sentido común redacte las reglas para que el grande no siempre se coma al chico.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas