Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

A pesar de que se cumplió con el protocolo, hay críticas a los operativos

Especialistas en aviación cuestionan cómo se hicieron los rastrillajes

Lunes 21 de agosto de 2017

Afirman que "se cumplió con los protocolos de búsqueda" y que la prioridad ahora es darles una respuesta a los familiares de los ocupantes de la aeronave, de los que aún no se tienen novedades. Las autoridades de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) dijeron ayer, en una conferencia de prensa realizada en el aeropuerto de San Fernando, que el lugar donde apareció el avión había sido sobrevolado varias veces durante los últimos días. "Pero la bajante del río y las condiciones climáticas de ayer permitieron que los restos que estaban sumergidos en el agua ahora estén a la vista", dijo el titular de la ANAC, Juan Irigoin, que sostuvo que desde la Junta de Investigaciones de Accidentes de Aviación Civil (Jiaac) se está indagando en las causas que provocaron la caída.

Sin embargo, hay allegados a los familiares del piloto, Matías Ronzano, que no están de acuerdo con el modo ni los tiempos en los que se realizaron los operativos. Hubo "falta de idoneidad y de capacidad para organizar la búsqueda", según afirmó hace una semana el piloto Eduardo Génova, que junto con Julián Castán llevó adelante una búsqueda paralela a la investigación oficial tres días después de que la aeronave desapareció, el 24 del último mes. Entre algunas de las "fallas", Génova cree fervientemente que la demora en decretar la emergencia fue clave. "Se perdió al menos un día para empezar a buscarlos, porque se esperó a que se terminara el combustible del avión sin informarlo. La búsqueda se debió haber iniciado en ese mismo momento."

Según informó a Télam una fuente aeronáutica que participó del operativo, "el avión cayó en una zona que se rastrilló muchas veces, precisamente porque era la ruta probable para el retorno a Vanar solicitado por la torre de control para su aterrizaje en San Fernando". Esto indicaría que el piloto "hizo lo que le pidieron, giró hacia Vanar para regresar y allí ocurrió algo que colapsó la aeronave".

Por otra parte, el ingeniero aeronáutico Ricardo Runza señaló: "Por el cráter que el avión hizo al caer y la ausencia de rastros de recorrido de la vegetación, debe haber caído de panza, tal como indicó un testigo, lo que abona la sospecha de que hubo una falla total en el avión". Algunos pilotos que conocen las características del bimotor Mitsubishi que piloteaba Ronzano dicen que "se trata de un tipo de aeronave dúctil, fuerte y veloz, pero difícil de controlar cuando entra en pérdida".

En esta nota:
Te puede interesar