Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un homicida múltiple pidió un juicio abreviado por dos crímenes

Acusado de matar a dos hermanos, ya fue condenado en Salta

Lunes 21 de agosto de 2017

Un múltiple homicida que fue condenado a prisión perpetua en Salta por matar a un playero de una estación de servicio en un robo admitió ahora haber asesinado a dos hermanos durante un asalto en Rosario, en octubre de 2015, y pidió ser sometido a un juicio abreviado por este caso, por lo que posiblemente sea sentenciado otra vez a la pena máxima.

Javier Hernán Pino, de 27 años, está acusado de haber matado a balazos a Agustina y Javier Ponisio, de 28 y 25 años, respectivamente. La Justicia lo considera, además, autor material de otros dos homicidios: el de un comerciante chino del barrio porteño de Balvanera, en febrero de 2015, y el de una mujer, dos meses después, en un departamento de la zona de Tribunales.

Los defensores del múltiple asesino se presentaron la semana pasada ante el fiscal Florentino Malaponte y solicitaron un juicio abreviado por el caso Ponisio. Voceros judiciales consultados por la agencia de noticias Télam dijeron que la fiscalía y la querella aceptarían el pedido, ya que a Pino le imputan el delito de "homicidio criminis causae".

La identificación de Pino en los cinco asesinatos se logró a principios de 2016 tras el análisis de las vainas encontradas en las escenas de todos esos crímenes a través del entrecruzamiento de datos con el Sistema Nacional Automatizado de Identificación Balística (SAIB). Todos los disparos se habían hecho con la misma pistola, la del acusado.

El primer hecho comprobado fue el crimen de Ni Qi Fu, de 40 años, un comerciante chino que recibió cinco tiros en el tórax y dos en el antebrazo izquierdo el 16 de febrero de 2015, en el Once.

El 15 de abril de 2015, el cadáver de Claudia Sosa, de 32 años, fue hallado con un tiro en la nuca en su departamento de la planta baja de un edificio situado en Tucumán 1545, frente a la comisaría 3a.

Poco después se supo que las vainas halladas en esos dos hechos estaban relacionadas con el doble homicidio de los hermanos Ponisio, cometido en Rosario, y con otro en El Galpón, Salta, cometido el 13 de julio de 2015, cuando Daniel Ríos, de 28, recibió un tiro en la cabeza antes de que le robaran unos 70.000 pesos de la recaudación de la playa de estacionamiento.

Te puede interesar