Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En el tobogán: Matías Almeyda, de campeón a último con las Chivas de Guadalajara

El Pelado, que fue campeón con su equipo en la temporada pasada, experimenta un momento crítico; no ganó en cinco fechas y tampoco lo hizo en la pretemporada

Lunes 21 de agosto de 2017 • 13:21
0
Matias Almeyda, último con Chivas de Guadalajara
Matias Almeyda, último con Chivas de Guadalajara. Foto: AP

Por Manuel González Vargas

CIUDAD DE MEXICO (dpa).- Las Chivas de Guadalajara , actuales campeones de la Liga mexicana, tienen un problema: se olvidaron de ganar y, en apenas tres meses, pasaron de levantar el trofeo a ser el último clasificado del campeonato.

Los dirigidos por Matías Almeyda viven una situación inédita bajo su mando: marchan últimos en la tabla del actual torneo después de cinco fechas sin victorias.

Una vez ganadas la Liga y la Copa el semestre pasado, Chivas no sumó más victorias, ni siquiera en pretemporada, y además sufrió la lesión de su mejor jugador, el delantero Alan Pulido.

"¿A cuántos les dolió que haya salido campeón Chivas?", aseguró Almeyda en una explosiva conferencia de prensa la semana pasada, acusando que los árbitros usaban criterios diferentes contra su equipo.

La realidad es que Chivas suma apenas tres empates y una diferencia negativa de cuatro goles. El sábado pasado sufrió su caída más dolorosa hasta ahora: 1-0 con el humilde Puebla como local y sin dar muestras de mejoría.

Antes, Chivas había sido goleado 4-1 en Monterrey ante Rayados. Aquel día Almeyda sufrió su primera expulsión desde que llegó al banquillo del club mexicano en septiembre de 2015 y, en un gesto que representa la actualidad de su equipo, recibió dos partidos de suspensión por sus airadas protestas.

"Yo quedo como el malo de la película, pero no estoy llorando, aclaré que el equipo está jugando mal, no estamos en el nivel que mostramos el torneo pasado", expresó el técnico en ESPN.

Chivas no ocupaba la última plaza desde el Apertura 2013. Con Almeyda habían vivido su peor momento en el Apertura 2015, su torneo debut, cuando fue penúltimo durante tres fechas, en ese momento inmiscuido en la pelea por no descender.

"Todo el tiempo hay presión", señaló el capitán de Chivas, Carlos Salcido. "Cuando peleamos el descenso, cuando no clasificamos a la liguilla, cuando quedamos eliminados en la liguilla, ahora que somos campeones, por todos lados, todo el tiempo hay presión", explicó. "No hay pretextos", remarcó el defensa de 37 años. "Estamos trabajando en lo que nos corresponde, que es tratar de volver a ganar y sumar puntos", agregó.

Y es que Chivas podría argumentar que sus jugadores no tuvieron la recuperación adecuada. Hasta diez futbolistas fueron convocados para la selección mexicana entre Copa Confederaciones y Copa Oro en el verano. Sumado a la lesión de Pulido y la escasez de refuerzos, Chivas empezó el torneo con un equipo alternativo que perdió el "Campeón de Campeones" ante Tigres y después consiguió apenas el 20 por ciento de los puntos en Liga.

Los rojiblancos podrían argumentar también que Tigres consiguió el semestre pasado, cuando defendía el título, cuatro puntos en las primeras cinco fechas, tres de ellas jugando como local, y después llegó a la final de la competición. Pero aquel fue un arranque inusual. De los últimos cinco defensores del título, apenas uno, Santos Laguna en el Apertura 2015, tuvo un inicio similar: tres puntos y la última plaza en cinco fechas.

En cambio, en 2016, Pachuca sumó 12 puntos y Tigres 13, que los mantuvieron en lo alto de la clasificación, así como las ocho unidades que América cosechó en el Clausura 2015 y que lo mantuvieron en la mitad de la tabla.

"El éxito muchas veces es el peor enemigo del ser humano, porque pensamos que cuando lo conseguimos ya está todo", declaró Almeyda en la cadena ESPN. "Vamos a luchar como siempre, con humildad, porque no nos da lo mismo perder o empatar, queremos ser protagonistas, queremos ganar", concluyó.

El fútbol mexicano, con un sistema de competencia donde los ocho mejores acceden a las finales, permite que el arranque de Chivas no sea necesariamente catastrófico para los de Almeyda. El tiempo, por una ocasión, está del lado del campeón, aunque deberá empezar a mostrar síntomas de recuperación.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas