Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sin anticipos: advierten a Mayweather y McGregor que se guarden los golpes para la pelea

La Comisión Atlética de Nevada avisó que no tolerará incidentes entre ambos durante esta semana previa al combate del sábado

Martes 22 de agosto de 2017
0
Floyd Mayweather vuelve a combatir en procura de batir el récord de Rocky Marciano
Floyd Mayweather vuelve a combatir en procura de batir el récord de Rocky Marciano. Foto: AP

LAS VEGAS.- Floyd Mayweather y su retador Conor McGregor fueron puestos sobre aviso: la Comisión Atlética del Estado de Nevada no tolerará desbordes de ninguno de ellos, ni de nadie de los entornos, durante la semana previa a la pelea, que se celebrará el sábado en el T-Mobile de Las Vegas. La recomendación se refiere especialmente a la presentación conjunta de ambos pugilistas, programada para este miércoles.

La gira mundial de presentación del combate estuvo plagada de insultos, amenazas y bromas pesadas que incluyeron ofensas raciales entre ambos contendientes.

"No sería en el mejor interés de ninguno poner las manos sobre el otro en la pelea, y ambos lo saben", dijo el jefe de la Comisión, Bob Bennett. "Los dos son profesionales que conocen las repercusiones del comportamiento inadecuado. Espero que ninguno de ellos se involucre en un altercado con consecuencias físicas. Conocen las reglas".

McGregor, la estrella irlandesa de las artes marciales mixtas (MMA) pagó este año una multa de 25 mil dólares a la Comisión Atlética del estado de Nevada luego de una caótica conferencia de prensa con su rival de la Ultimate Fighting Championship (UFC) Nate Diaz, en la que acabaron arrojándose botellas de plástico.

Mayweather también hizo apariciones ante la Comisión; la última vez fue en 2014, cuando fue obligado a demostrar la seguridad en su gimnasio durante sus sesiones con los sparrings, justo antes de la primera pelea con el santafesino Marcos Maidana.

Mayweather Jr. regresa al cuadrilátero para un particular combate de boxeo frente a McGregor, en lo que será la última multimillonaria pelea de su exitosa carrera, convencido de que su cita ante el peleador de moda de la UFC le servirá para llegar a la tan ansiada marca de 50-0, que lo pondría por encima del mito del boxeo estadounidense Rocky Marciano, fallecido en 1955 con récord de 49-0.

"Luego de esta victoria voy a decir adiós para siempre. Eso está decidido", fue la sentencia de Mayweather esta semana antes de arrancar las actividades previas a su pleito del sábado 26.

Si bien McGregor no es un boxeador nato, demostró tener fortaleza en sus puños como para mandar a dormir a sus oponentes. No es el peleador de artes marciales mixtas convencional y su ambición ha traspasado el deporte.

A su favor, Mayweather cuenta con que McGregor lo enfrentará en su hábitat, en un ring de boxeo y con las reglas de ese deporte, aunque la Comisión Atlética de Nevada autorizó el uso de guantes de ocho onzas para esta pelea, algo que en teoría podría beneficiar el poder de las manos del irlandés.

"Dios hizo solamente algo perfecto: mi récord", dijo Mayweather refiriéndose sobre las razones que lo traen a pelear con la principal estrella del UFC en la actualidad. La ventaja en estatura y alcance de McGregor son dos temas a considerar por parte del equipo de trabajo del ex campeón, que ha prometido vencer por nocaut para borrar cualquier duda sobre cuál es el deporte de combate más dominante.

Sin embargo, Mayweather es favorito en las encuestas, especialmente desde que en los entrenamientos públicos McGregor luciera formas poco convencionales dentro del boxeo, lo que en teoría hace pensar que podría ser paseado por su oponente, un especialista de la defensa.

McGregor mueve simpatías en las redes sociales

Por primera vez, Mayweather Jr. enfrenta a un peleador tan o más influyente que él. De hecho este pleito se construyó en redes sociales, en donde los aficionados invitaron al estadounidense a demostrar que podría contrarrestar el poder de las manos de McGregor. El primer indicio que llevó a los organizadores a pensar en la rentabilidad de llevar a cabo esta pelea fue la repercusión mediática que provocaban los desafíos mutuos entre Mayweather Jr. y McGregor, que fueron tendencia constantemente a finales de 2016. De todas maneras, el boxeador estadounidense tiene más seguidores en Twitter que su ocasional rival irlandés: 7,4 millones contra 5,5 millones; las cuentas de ambos se mantuvieron muy activas en las últimas semanas. Mayweather Jr. ha impuesto una generosa multa sobre la bolsa de McGregor si su rival lanza una patada u otro golpe de artes marciales mixtas durante el combate.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas