Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Trump hace una apuesta de alto riesgo en Afganistán

En contradicción con lo que había prometido, anunció una revisión de la estrategia; enviará más tropas para intentar desempantanar el país de su guerra más larga

Martes 22 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Melania y Donald Trump se tomaron ayer unos minutos para ver el eclipse desde uno de los balcones de la Casa Blanca
Melania y Donald Trump se tomaron ayer unos minutos para ver el eclipse desde uno de los balcones de la Casa Blanca. Foto: AFP / Nicholas Kamm

WASHINGTON.- A contramano de su filosofía proselitista "Estados Unidos primero", Donald Trump tenía previsto anunciar anoche un aumento de tropas en Afganistán, la guerra más larga en la historia de la primera potencia global, que comenzó tras los atentados terroristas del 11 de Septiembre.

Trump presentaba anoche su estrategia para Afganistán y el sur de Asia en un discurso televisado en todo el país tras meses de deliberaciones internas en su gobierno sobre la participación militar en un conflicto que comenzó como una ofensiva contra Al-Qaeda y el régimen talibán, y que, ahora, enfrenta también la amenaza de Estado Islámico (EI).

Estados Unidos tiene cerca de 8400 soldados en Afganistán con la doble misión de capacitar, asesorar y ayudar a las fuerzas afganas en su lucha contra los talibanes y realizar misiones antiterroristas que se extienden hasta Irak y Siria. Durante el primer mandato de Barack Obama, el Pentágono aumentó el despliegue hasta un pico de 100.000 soldados. Trump enviará unos 4000 soldados más, según la prensa norteamericana.

Trump demoró meses en dirimir un dilema sobre Afganistán: acceder a los consejos del Pentágono, los generales de su gobierno y las presiones de republicanos en el Capitolio o mantenerse fiel a su mantra de campaña y a lo que dijo antes de jurar como presidente.

"Es hora de salir de Afganistán. Estamos construyendo caminos y escuelas para gente que nos odia. No está en nuestros intereses", había dicho Trump a principios de 2012, cuando coqueteó por primera vez con una candidatura presidencial. "¿Por qué seguimos entrenando a estos afganos que disparan a nuestros soldados en la espalda? Afganistán es una completa basura. ¡Es hora de volver a casa!", insistió a mediados de ese año.

La demora en la presentación de una nueva estrategia para Afganistán se debió también a las internas que han signado el gobierno de Trump. Stephen Bannon, el estratega de la campaña presidencial que fue despedido la semana pasada, quería achicar las tropas en el país, en línea con la agenda nacionalista que llevó a Trump a la Casa Blanca. Pero el vicepresidente, Mike Pence; el Pentágono; el Consejo de Seguridad Nacional, dirigido por H. R. McMaster, y varias figuras republicanas de peso en el Congreso abogaban por enviar más soldados.

El secretario de Defensa, Jim Mattis, dijo el fin de semana que el proceso para trazar el camino hacia adelante "fue riguroso" y que había involucrado a varios miembros del gabinete, incluidos, entre otros, el fiscal general, Jeff Sessions; el canciller, Rex Tillerson, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

La estrategia responde al deterioro de la situación en Afganistán. Kabul relegó territorio a los talibanes y controlaba, a principios de este año, el 65% del país, según la Oficina del Inspector General Especial para la Reconstrucción de Afganistán (Sigar, según sus siglas en inglés).

El avance talibán y, también, los bombardeos de tropas aliadas han dejado un saldo sangriento: en los primeros seis meses de este año murieron 1662 civiles, la cifra más alta desde que comenzó el conflicto, según la ONU.

La demora de Trump para responder a la pregunta de cómo avanzar con la guerra de 16 años había llegado a exasperar a varios republicanos que le pedían una definición. El senador John McCain, un "halcón" y una de las voces más escuchadas en el Capitolio en seguridad nacional, había presentado días atrás su propio plan criticando al presidente por no presentar uno propio.

Historial de los Ex presidentes

George W. Bush

Ex presidente de EE.UU

Sepiembre de 2001: Tras los atentados en Washington y Nueva York, construye una coalición internacional e invade Afganistán en octubre de 2001

Objetivo: Derrocar el régimen talibán y cazar a Osama ben Laden. El nuevo frente en Irak le quitó recursos y la atención al conflicto afgano

Costos: Solamente entre 2001 y 2006, Estados Unidos gastó 502.000 millones de dólares para la ofensiva sobre Afganistán

Barack Obama

Ex presidente de EE.UU

Diciembre de 2009: Luego de recibir el Nobel de la Paz, anuncia el despliegue de 30.000 soldados más en Afganistán, pero con la promesa de una retirada en 2011

Objetivo: El entrenamiento de una tropa afgana, la lucha contra la corrupción en ese país y la formación de una "alianza efectiva" con Paquistán

Costos: El envío de los soldados adicionales costó, en principio, cerca de 30.000 millones de dólares en un año

Aliados caídos en combate

2403

Soldados muertos de Estados Unidos

Además de los militares, el refistro incluye a los 12 agentes de la CIA que fallecieron en un atentado suicida

1136

Soldados muertos de la coalición

La mayoría son militares de Gran Bretaña, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Dinamarca, Australia, Polonia y España

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas