Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mercedes arranca delante de Ferrari en la vuelta de la Fórmula 1

Termina el receso este fin de semana en Spa (Bélgica) y los coches plateados conservan la supremacía técnica sobre sus rivales

Martes 22 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Hamilton, al frente; Mercedes tiene ventaja, aunque Vettel lidera el torneo
Hamilton, al frente; Mercedes tiene ventaja, aunque Vettel lidera el torneo. Foto: Archivo

Se acabaron las vacaciones de verano (europeo) para la Fórmula 1 . Lewis Hamilton descansó en su rancho de Colorado y paseó por Cuba, Sebastian Vettel se aisló junto a su familia. Fernando Alonso tomó sol en Mykonos (Grecia). Daniel Ricciardo se relajó en Los Angeles, Jolyon Palmer aprovechó para escalar el Monte Kilimanjaro en Tanzania, Valtteri Bottas se refugió en Finlandia, Lance Stroll practicó esquí acuático en Ibiza y Romain Grosjean nadó en Córcega.

Mientras tanto, obligados por la reglamentación, los equipos cerraron sus factorías y se marcharon a descansar, sin poder trabajar en sus autos durante el receso, que se completa este fin de semana con el Gran Premio de Bélgica, la duodécima carrera del 2017 en el legendario Spa-Francorchamps. Una reanudación a la que Mercedes llega mejor parado que Ferrari.

Una valoración del campeonato muestra que hubo un claro quiebre en el Gran Premio de Mónaco, a fines de mayo, que acabó en un resonante 1-2 de la escuadra italiana. Hasta allí, las seis primeras carreras del 2017 se repartieron equitativamente entre ambas escuderías, con tres triunfos de Vettel, dos de Hamilton y uno de Bottas; hasta Mónaco, Ferrari amasó 196 puntos (32,6 por GP) contra 179 de Mercedes (29,8 por GP).

El panorama cambió por completo en los últimos cinco Grandes Premios, desde Canadá a Hungría, la última competencia antes del receso. Mercedes conquistó tres triunfos (dos Hamilton, uno Bottas) contra uno solo de Ferrari, otro 1-2 esta vez en Budapest; la restante victoria fue a manos de Daniel Ricciardo (RedBull) en el agitado GP de Azerbaiján, cuando Vettel golpeó con su auto al de Hamilton durante una neutralización.

En este último periodo, Mercedes cosechó 178 puntos (35,6 por GP) mientras Ferrari decayó a 122 (24,4 por GP); los 25 puntos con los que Vettel aventajaba a Hamilton se redujeron a uno tras el Gran Premio de Inglaterra en Silverstone, y solo la última victoria del alemán en Hungría -y la manera en la que el inglés honró un pacto interno devolviéndole a Bottas el tercer lugar sobre el final de la prueba- estabilizó la ventaja en los 14 puntos (202 a 188) con la que se reanuda este apasionante campeonato de pilotos 2017.

¿Qué sucedió para que se produjera tal desequilibrio? Mercedes vivió un gran contratiempo técnico a comienzos de año: el concepto en torno al cual había desarrollado su coche, el W08, resultó prohibido por la FIA a raíz de un pedido de clarificación que formuló Ferrari.

El equipo campeón usaba un tercer amortiguador delantero (como fue práctica usual en todos los autos de F.1 durante mucho tiempo) pero controlado de manera hidráulica (lo que la FIA entendió que contravenía el reglamento técnico). RedBull también había construido un sistema similar para los autos de Ricciardo y Max Verstappen.

Esa solución le permitía retener una gran porción de downforce en las curvas lentas, las zonas de mayor déficit del W08, un coche más largo entre ejes que la Ferrari SF70H. Privado de ella, Mercedes se vio en serias complicaciones para hacer rendir su auto en la primera parte del año, especialmente con los neumáticos ultrablandos, que no podía aprovechar tanto como los autos italianos.

El punto más bajo fue el tortuoso callejero de Mónaco, en el que Ferrari acabó con Vettel y Kimi Raikkonen adelante, sin ningún auto plateado en el podio: Bottas fue cuarto y Hamilton apenas séptimo.

Los ingenieros comandados por James Allison consiguieron por fin una puesta a punto para el W08 que circunvalara la ausencia del dispositivo prohibido. La reducción de peso (el auto arrancó el Mundial 7 kilos arriba del mínimo establecido) facilitó el avance en esa dirección. Al ser más largo que la SF70H, el Mercedes genera más downforce que su rival a alta velocidad, una ventaja en circuitos como los que vienen en la segunda parte del campeonato: Spa, Monza, Suzuka, Sepang, Interlagos, todos de más de 200 km/h de promedio.

Mientras Mercedes resurgía, Ferrari también sufría las clarificaciones de la FIA. Primero lo afectó la imposibilidad de continuar quemando aceite como combustible, un truco que suponía una apreciable cantidad de HP adicionales; la casa italiana nunca admitió haberlo empleado aunque pareció sufrir las consecuencias de su prohibición en carreras como Montreal, Bakú o Silverstone.

La SF70H utiliza una inclinación del piso (la diferencia entre la altura del tren trasero y el delantero) superior a la del Mercedes; eso supone un balance muy estable para el tren trasero, que es como le gusta a Vettel conducir su auto; su compañero Raikkonen, más acostumbrado a manejar una cola inestable, penó con esa condición durante el arranque de la temporada.

Un borde flexible del piso de la Ferrari era responsable de una buena cuota de la fuerza aerodinámica que generaba el auto; los equipos rivales siempre sospecharon que esa solución no cumplía con el reglamento, y la casa de Maranello falló en demostrarle a la FIA que sí lo cumplía. Tras una nueva clarificación, en las últimas tres carreras el borde fue reforzado con una barra, perdió flexibilidad y perjudicó el comportamiento general del auto.

En los circuitos rápidos, la prohibición de usar ese ingenio le resta velocidad en curva y, como sucedió en un caso extremo como Silverstone, desgasta mucho más las cubiertas delanteras. Disminuida la ventaja, paradójicamente mejoraron las chances de Raikkonen, que viene de dos podios.

"Vettel y Ferrari son una mezcla poderosa, difícil de contrarrestar inclusive para Mercedes", opinó el doctor Helmut Marko, el descubridor del alemán e integrante del equipo RedBull. Esa candidatura natural deberá ser respaldada con una reacción técnica por parte del equipo italiano, si es que realmente pretenden en Maranello celebrar su primer título mundial desde 2007.

Quedan nueve carreras para el final del Mundial de F.1

Los Grandes Premios de Bélgica, este domingo, y de Italia, el 3 de setiembre, serán las dos últimas carreras en Europa de este torneo. La Fórmula hará su acostumbrada gira por Asia visitando Malasia, Singapur y Japón; pasará por América, con carreras en Estados Unidos (el 22 de octubre), México (el 29 de octubre) y Brasil (el 12 de noviembre); y cerrará el torneo en el Golfo Pérsico, con el GP de Abu Dhabi el próximo 26 de noviembre.

Al campeón Rosberg loentusiasma la Fórmula E

El alemán aseguró que es un fanático de la categoría eléctrica y consideró que la especialidad es una muestra de lo que puede ocurrir en el provenir. "Ese es el futuro del mundo entero", remarcó. Mercedes, el antiguo equipo de Rosberg, ya anunció que a partir de 2019 comenzará a competir en la Fórmula E, contra otros grandes fabricantes como Audi, BMW, Jaguar y Renault.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas