Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Boca pasó en un mes de tener cuatro N°9 y rechazar a Wanchope Ábila a contar sólo con uno

Además de Benedetto, hace 30 días Barros Schelotto contaba con Bou (ahora lesionado), Chávez (se fue a Panathinaikos) y Marcelo Torres (Talleres); ante Olimpo el suplente del Pipa será Junior Benítez

Miércoles 23 de agosto de 2017 • 12:48
SEGUIR
LA NACION
0
Guillermo le prende velas a Benedetto
Guillermo le prende velas a Benedetto. Foto: Archivo

Hace un mes, Boca tenía cuatro Nº 9 y descartaba una quinta alternativa. Hoy, a días del debut en la Superliga frente a Olimpo, el equipo de la Ribera apenas cuenta en su plantel con sólo un centrodelantero: Darío Benedetto .

La lesión sufrida por Walter Bou (en principio una distensión en el isquiotibial izquierdo, pero no se descarta un desgarro) le genera a Guillermo Barros Schelotto un dolor de cabeza impensado. Desde el domingo el suplente de Darío Benedetto será Oscar Junior Benítez, un hombre que suele jugar por los extremos.

"Wanchope es un grandísimo jugador, pero la posición la tenemos cubierta". La frase del Mellizo, hace poco menos de un mes, fue tan tajante como realista. A Ramón Ábila no le abrió ni una hendija de las puertas de Boca . Al menos no ahora. Y entonces, Wanchope fue a préstamo a Huracán.

Benedetto, el único Nº 9 de Boca
Benedetto, el único Nº 9 de Boca. Foto: LA NACION / Daniel Jayo

El romance de Benedetto con la red y las buenas intervenciones de su suplente natural, Bou, sumados al regreso de Andrés Chávez y a la promoción de Marcelo Torres le daban entonces fundamentos al DT de la entidad de la Ribera para sentenciar el asunto frente a una incorporación que él no necesitaba, ni pidió. Pero que a pesar de los cuatro Nº 9 que tenía el plantel, el presidente Daniel Angelici llevó a buen puerto. "Me gusta a mí", resumió el dirigente para justificar la operación.

Sin embargo, después de la firma de Wanchope con Boca y su posterior préstamo a Huracán hasta diciembre, el escenario cambió. La comisión directiva de Boca decidió ceder a préstamo a Chávez al Panathinaikos (Grecia), que pagó 1.600.000 dólares a cambio del 50 por ciento de la ficha del delantero, y a Torres a Talleres de Córdoba, por un año con una opción de compra de 3.000.000 de dólares por la mitad de su pase. Inclusive este miércoles el Chelo Torres marcó dos goles en un amistoso para el equipo cordobés. En un abrir y cerrar de ojos, en Brandsen 805 quedaron sólo dos Nº 9. Ahora, uno se lesionó.

Aún cuando no sea responsabilidad exclusiva suya, y como consecuencia directa de las rápidas cesiones a préstamo de Chávez y de Torres que llevó a cabo la CD, lo concreto es que la inoportuna lesión de Bou expone a Guillermo. Como variante de Benedetto, el DT se quedó sólo con Junior Benítez, que supo jugar "de 9" el último sábado, en el amistoso frente a Cerro Porteño, pero es una posición que no le resulta habitual.

De cuatro centrodelanteros (con opción a un quinto), a apenas uno disponible en un mes. Un dolor de cabeza innecesario que se generó Boca, a días de iniciar la defensa del título.

Última semana para la renovación del carnet de Boca

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas